• Hoy 30 - Zárate - 11.9° / 12.3°
    • Nublado
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 57%
  • Prefectura encontró el cuerpo del último desaparecido del arenero

    13/6/2012

    En el marco de las tareas de supervisión del reflotamiento de la embarcación y continuidad de la búsqueda encarada tras el accidente el pasado 12 de mayo, Prefectura Naval Argentina halló, en la tarde del lunes, el cuerpo del marinero Gastón Luciano Luna de 24 años, el último de los tripulantes desaparecido tras el choque entre el arenero argentino y un remolcador de bandera paraguaya el río Paraná de las Palmas, a la altura de la Vuelta del Este en jurisdicción de Zárate.
    Según informó personal de Prefectura el cuerpo del joven fue encontrado en la sala de máquinas alrededor de las 18.45 horas del lunes, en la etapa final del reflotamiento del buque que ahora deberá ser reacondicionado y preparado para ser remolcado hasta un astillero de la localidad de Escobar.
    Luna, oriundo de la localidad de Colón (Entre Ríos) era intensamente buscado por agua, tierra y aire. Cabe destacar que con su hallazgo son ahora siete los muertos en el accidente. Sólo uno, el contramaestre del arenero, Héctor Bogado de 63 años, fue rescatado con vida a los pocos minutos de la colisión. Ninguno de los trece tripulantes del remolcador paraguayo sufrió lesiones y tres quedaron detenidos tras el hecho.
    Los cuerpos del capitán de la nave, Gustavo Caracciolo, el primer oficial Ramón Ciriaco Rodríguez, los timoneles Marcelo Osvaldo Córdoba y Cristian Marmet, el jefe de máquinas Felipe Aguirre y el cocinero José De la Fuente fueron encontrados entre la mañana y la tarde del 13 de mayo, un día después de la colisión. El joven marinero estaba alojado en la sala de maquinas y pudo ser encontrado una vez que la nave fue completamente reflotada al iniciar esta semana.
    El accidente ocurrió en mayo cuando el remolcador de empuje “Ava Payagua” de bandera paraguaya (32 metros de eslora) que navegaba cargado de contenedores chocó con el buque arenero “Río Turbio” de bandera argentina (82,72 metros de eslora) ocasionando que éste diera una “vuelta campana” y se hundiera en tres minutos a la altura del kilómetro 101,100 del río Paraná de las Palmas.
    De manera inmediata, Prefectura desató un operativo que incluía medios fluviales con personal capacitado en este tipo de emergencias. Fue cuando los efectivos lograron rescatar a Bogado en estado de hipotermia.
    El buque de bandera paraguaya quedó embocado a la altura del kilómetro 103,300 del margen del Río Paraná de las Palmas y el arenero apoyado sobre el lecho del río.
    En la zona del hecho, trabajaron intensamente dos dotaciones de buzos del Servicio de Salvamento, Incendio y Protección Ambiental de  Buenos Aires y Campana, un helicóptero  y varios  guardacostas de Prefectura con la ayuda de canes especialmente instruidos de la institución y de los Bomberos Voluntarios de las zonas aledañas.

    Marcha en reclamo por las victimas del choque

    Los trabajadores agrupados en la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (FEMPINRA) se movilizaron ayer hacia la Cancillería “en defensa de los ríos interiores” y “en señal de duelo por las víctimas del choque con embarcaciones paraguayas” en Zárate con el lamentable saldo de 7 tripulantes muertos.
    También participó la conducción del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y Cabotaje Marítimo. FeMPINRA convocó a la movilización de ayer a los trabajadores de sus gremios afiliados y a los familiares de las víctimas del accidente que se produjo en el Río Paraná a la altura de Zárate a concentrarse en la Torre de los Ingleses, en Retiro.
    Los trabajadores se dirigieron a pie hasta la Plaza San Martín donde se celebró una misa en memoria de las víctimas del accidente y finalmente se hicieron presentes en la sede de la Cancillería con la intención de presentarle al Canciller Timerman un documento expresando su postura. Los dirigentes fueron recibidos – en medio de un fuerte cordón de seguridad para con el resto de los trabajadores – por el titular de la Dirección de Organismos Internacionales, Pablo Tettamanti quien les aseguró que al regreso del Canciller de Nueva York, le elevará el proyecto de la FeMPINRA para la derogación del  “Régimen de la Navegación Marítima, Fluvial y Lacustre (REGINAVE) en su Capítulo: “De los Buques Paraguayos en Aguas Argentinas” para que Timerman, a su vez, lo presente a la Asesoría Jurídica y Técnica para su análisis y posterior aprobación. Si la respuesta a la petición fuese favorable, la anulación deberá hacerse a través de un decreto del Poder Ejecutivo.
    Los secretarios general adjunto y de Prensa de la FEMPINRA, Juan Carlos Schmid y Luis Rebollo, explicaron “la necesidad de aplicar políticas de Estado para la navegación interior” y sostuvieron que existe “un avance sostenido de las flotas de países vecinos al amparo del incumplimiento de los compromisos asumidos por sus gobiernos en el ámbito regional”.
    Los dirigentes dejaron expuesto en la Cancillería que, en caso de no tener una respuesta este mes, continuarán con sus legítimos reclamos y pusieron como fecha el 12 de julio del corriente año. Durante ese lapso, los trabajadores decidieron mantenerse en estado de alerta y movilización permanente en sus respectivos puestos de trabajo.

     

    La protesta que realizaron ayer los trabajadores marítimos en la Cancillería.