• Hoy 30 - Zárate - 22.2° / 23.6°
    • Nublado
    • Presión 1015 hpa
    • Humedad 54%
  • Desde la CEZ justifican la mala calidad del servicio en la desactualización contractual

    18/6/2012

    Hace catorce años que Cooperativa Eléctrica de Zárate (CEZ) brinda el servicio de recolección de residuos domiciliarios. El primer período (1998-2005) por concesión directa y el segundo (2005-2009) tras ganar una licitación cuyo contrato de concesión se venció hace tres años, aunque se ha venido prorrogando.
    Actualmente se lleva a cabo una consulta pública con el objetivo de transparentar un nuevo proceso licitatorio que permita un mejoramiento en la prestación del servicio que, pese a las expectativas de tercerización, se deterioró cada vez más desde su concesión.
    Desde la CEZ se ha justificado la baja calidad del servicio en la desactualización de costos y el atraso de pagos por parte de la Municipalidad, un reclamo que ha repetido cada vez con más énfasis y que, ahora, ha decidido judicializar.
    Las pérdidas para la Cooperativa en ese sentido son importantes, no obstante señalan que pese al resentimiento del servicio por el atraso contractual se lo ha brindado dentro de márgenes considerables. Incluso, incorporando más personal y más equipo, como camiones, para paliar el crecimiento en producción de residuos que tuvo el distrito en la última década.   En ese contexto y en el marco de consulta pública que ha encarado la Municipalidad con Poder Ciudadano para trabajar sobre un nuevo pliego de licitación, el presidente del Consejo de Administración de la CEZ, José Luis Mangini, dijo que la entidad tiene intenciones de participar del proceso. Sin embargo, aclaró que antes de pensar en presentarse a la convocatoria de licitación como oferente, mirarán “con lupa” el pliego, específicamente en la parte de actualización de valores. Algo que, sostiene, debe realizar cualquiera que pretenda presentar una propuesta.
    “La CEZ va a estudiar muy bien el pliego, especialmente la forma de actualización de precios”, dijo Mangini, “a eso le va a poner mucho énfasis porque puede haber un contrato inicial con un precio justo pero a los seis meses ya no por los costos que se modifican a los seis meses como combustible y paritarias, ya tenemos experiencia al respecto y eso ha generado una fuerte deuda con Cooperativa”.
    Protesta, camiones, decreto de emergencia
    El gremio de camioneros, al que se encuentran afiliados los trabajadores del área de recolección, siempre ha evitado reclamar en forma directa ante la concesionaria, lo hace regularmente ante el Municipio por tratarse del poder concedente. Esto denota, y así lo confirmó el titular de la CEZ, las buenas relaciones que han logrado construir en el marco del cumplimiento, según indicó Mangini, del convenio colectivo de trabajo. Esa forma de direccionar los reclamos permitió, días atrás, la actualización de precios del contrato, que vence en octubre, en un 20% (200 mil pesos).
    Una semana después de que una Comisión Investigadora conformada en el Concejo Deliberante para evaluar ítems de un informe presentado por el OCEBA (Órgano de Control de la Energía Eléctrica de Buenos Aires) diera a conocer públicamente su informe y un día después de que los dos delegados municipales en el Consejo de Administración de la CEZ ampliaran el mismo con consideraciones propias, los trabajadores del sector de recolección de residuos salieron a reclamar al Municipio mejoras en las condiciones de trabajo. Para ello, realizaron una manifestación frente al Palacio Comunal, cortando la calle e incendiando cubiertas, concentrando el reclamo en el estado de las unidades con las que se recogen los residuos.
    Tras una negociación con la Municipalidad luego de la protesta, la CEZ incorporó y presentó cuatro nuevos camiones recolectores. La rápida respuesta de Cooperativa se debió a que el Municipio, por su parte, se había comprometido a readecuar precios contractuales, base en la que se argumentan las condiciones en las que se presta el servicio. En ese contexto, emitió un decreto de emergencia en el que reconoció el incremento del 20%.
    “Cooperativa presentó los camiones pero sigue hablando de la resolución del problema de fondo”, dijo Mangini a LA VOZ haciendo referencia a los más de 40 millones de pesos que el Municipio adeuda en concepto de energía eléctrica de sus dependencias y Aguas de Zárate, obras encomendadas y el servicio de recolección.
    “El vecino pretende que el camión pase todos los días, que haya barrido diario en todas las calles asfaltadas de la ciudad y recolección de ramas en toda la ciudad”, expresó, “la producción de basura en el distrito es mucho mayor en peso, cantidad y espacio y eso hace que haya que poner, aún a la misma cantidad de cuadras, más camiones, más gente y más tiempo, Cooperativa acompañó ese crecimiento en cantidad de basura con la incorporación de más gente y más equipo pero, al no haber mejoramiento contractual, el servicio se fue reduciendo”. Sin embargo, aclaró que eso no significa que se hayan excluido áreas incluidas en el contrato sino que fueron acortadas en frecuencia de servicio.
    “La CEZ soportó una muy importante deuda del Municipio y lo más grave, un atraso de siete meses en el pago por el servicio, pero siempre cumplimos, siempre pagamos los sueldos al día y todas las cargas sociales”, dijo Mangini, “nunca hubo una sola queja del gremio porque Cooperativa respetó a sus trabajadores y cumplió con todos ellos” Sin embargo, resulta llamativo que en el reclamo de mejores condiciones laborales expresadas por el sindicato en la última protesta, no haya hecho mención a las medidas de seguridad e higiene que los propios trabajadores no cumplen y que la CEZ no hace cumplir.
    Alrededor de 100 personas trabajan en el sector de recolección -94 especificó Mangini-, labor que las pone en permanente riesgo, más ante la falta de ropa adecuada y equipos de protección. Efectúan la recolección de basura utilizando ropa común, lo que resulta inadecuada por estar confeccionada para el uso diario y no específico para la terea que realizan.  Al respecto, Mangini dijo que “siempre ha cumplido con todas las medidas de seguridad que el convenio colectivo indica” e informó que cada seis meses se provee de indumentaria de trabajo. Desconoció las razones por las cuales los trabajadores no utilizan las medidas de seguridad provistas, como guantes, pero expresó que “mucho nos quejamos, mucho pedimos porque, como Cooperativa ha cumplido, esperamos que ellos también lo hagan”.