• Hoy 1 - Zárate - 10.8° / 12°
    • Despejado
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 82%
  • Vecinos, familiares y amigos de víctimas volvieron a movilizarse

    29/6/2012

    Ayer por la tarde se llevó a cabo una nueva marcha contra la inseguridad en nuestra ciudad. Cerca de cien vecinos participaron de esta nueva movilización organizada por familiares de víctimas de diferentes asesinatos y hechos delictivos graves, muchos de ellos sin todavía una sentencia firme de parte de la justicia.
    Cuando se cuentan cien personas, se podría pensar que el saldo es, por lo menos, “ambiguo”; ya que hay miles de vecinos preocupados por esta problemática pero, por diferentes razones, no se acercaron a participar.
    El cigarrillo de un vecino se consumía en sus dedos, mientras con la otra mano revolvía su café, al lado de un celular, último modelo, en un bar céntrico. Por su cara, la marcha le generaba poca importancia, miraba casi con displicencia el pasar de los manifestantes con cacerolas, silbatos y pancartas de gente asesinada por violentos hechos que sucedieron en su ciudad. La apatía y el desinterés mostrado por ese vecino fue uno de los elementos comunes que se vio ayer en la marcha. Esta actitud fue acompañada por el poco apoyo de comerciantes que la noche anterior habían asistido al Centro de Comercios e Industrias para pedir más seguridad. Más allá de esta sensación que causó en todos los manifestantes y la copiosa lluvia que se desató en el paso de la columna de cien vecinos por Justa Lima y Castelli; la marcha tuvo su merecido éxito. En principio, logró que el secretario de Gobierno, Ariel Ríos, los atienda el miércoles y que ayer, luego de hacer un largo recorrido por el Centro, sean recibidos por el Intendente Cáffaro. Particularmente, los manifestantes pedían información, algo que a veces “lleva tiempo” conseguir en el Ejecutivo local. En este sentido, reclamaron información sobre la ejecución del Plan de Seguridad Municipal que incluye la colocación de garitas en los accesos a la ciudad y la presencia de Gendarmería Nacional. Algo que ya les confirmó Ríos el miércoles.
    Indignados en la puerta
    Cuando llegó la caravana de personas nadie del Ejecutivo estaba esperando en la vereda. Por eso los vecinos tocaron timbre y golpearon la puerta para ver si alguien los podía atender. Al ver esto, concejales del bloque oficialista de “Nuevo Zárate” salieron caminando de la secretaría privada y subieron raudamente la escalera hacia el Concejo Deliberante. Esto hizo enojar a muchos, que comenzaron a patear la pesada puerta y a tocar el timbre, que luego lo desconectaron desde adentro. Allí estuvieron cerca de veinte minutos. Entre ellos estaba presente el comisario David Alcaraz y luego se sumó el Jefe Distrital, Eduardo Molina para calmar a los vecinos. “Cuando alguien va a mi casa con un problema yo les abro la puerta, los recibo. El Intendente no nos quiere recibir. No entendemos por qué tiene miedo ya que somos todos representados suyos, que lo votamos para que solucione los problemas de los vecinos y no para que se esconda. Claro, cuando sale a buscar votos sí sale a la calle”, reclamaban indignados los vecinos que se agolpaban en la puerta para pedir que salga algún funcionario.
    Ante la insistencia por entrar, los concejales oficialistas Rodrigo García Otero y Aníbal Fumaneri y el titular de la DPU, Jorge Paiz, salieron a hablar con los vecinos.
    “Ríos les había dicho que a cuatro o cinco personas iba a atender el Intendente ya que no puede recibirlos a todos en su despacho. Así habíamos quedado”, le comunicaba el concejal García Otero a Gabriela Zárate, hija de Elisa Franceschini, asesinada en el año 2010 tras ser atacada y brutalmente golpeada para robarle su cartera a la vuelta del Club Central Buenos Aires. Finalmente las organizadoras de la marcha aceptaron ingresar al palacio.

    Reunion con el Intendente

    Un pequeño grupo de representantes ingresaron al despacho y hablaron con Cáffaro, mientras el resto de la gente esperó afuera. Juntos acordaron acciones periódicas de participación conjunta en materia de prevención, contención y mejora de las condiciones de convivencia. Se habló de nocturnidad, de operativos de tránsito, que se efectúan con apoyo policial; a los cuales los vecinos presentes pidieron “su intensificación”. Luego acordaron seguir el tema y mantener el contacto; es más, se programó una próxima reunión para el miércoles 4 a las 18 horas, en donde se les informará sobre la colocación de las garitas en los accesos y acerca de los trámites que están siguiendo para que Gendarmería intervenga en algunos barrios periféricos de la ciudad.
    Otra de las inquietudes de los manifestantes, en especial de las familias de víctimas de la inseguridad, era el funcionamiento del Centro de Asistencia a la Víctima. “Desde que perdí a mi marido nadie me asistió psicológicamente o me visitaron para, aunque sea, consolarme con una palabra o un gesto. Entonces, a raíz de esto, queremos saber si realmente está funcionando el Centro de Asistencia a la Víctima porque se anunció con todas las pompas pero hasta el momento nadie nos contactó”, reclamó Fabricia López, viuda de José Luis “Tanguito” González, asesinado en su domicilio la noche del 12 de diciembre de 2007. “Queremos saber si está trabajando como corresponde, entonces el intendente nos prometió que iba a averiguarlo y nos iba a tener una respuesta el próximo miércoles”, anticipó.
    Por último, Cáffaro les pidió perdón, al igual que lo había hecho el secretario de Gobierno Ariel Ríos un día anterior, por tildar a la pasada movilización como de “política”; reconociendo que se dejó llevar por “la presencia de algunas personas que ejercen la militancia partidaria” (opositora al gobierno comunal). Tras manifestarles esto, ratificó que él está involucrado en este tema y que sigue al frente de esta problemática.

     

    Vecinos concentrados anoche en la puerta del Palacio Municipal.