• Hoy 28 - Zárate - 15.3° / 17.8°
    • Despejado
    • Presión 1014 hpa
    • Humedad 45%
  • Emprendimiento gastronómico que garantiza atención y calidad

    5/11/2012

    Desde hace cuatro años, la parrilla Don Enrique (Ruta 193, kilómetro 10,500) ofrece un espacio gastronómico donde disfrutar en familia. En un ambiente cálido semirural ubicado en Escalada, recibe un promedio de 300 personas por fin de semana y alterna buena carne, con espectáculos musicales.
    Se trata de un emprendimiento familiar que garantiza calidad en la atención y en la comida. Es atendido por sus propios dueños viernes y sábado en la noche y domingos al mediodía.
    “Siempre habíamos tenido ganas de poner algo así, mi papá tenía parte de la estructura armada, vimos que Zárate estaba creciendo un montón y decidimos hacerlo”, dijo Sara Chelini, “a la gente le interesa, principalmente, que la comida sea buena pero, también que la atención lo sea, quieren sentirse cómodos y a nosotros nos interesa que vuelvan, por eso tratamos que sea un ambiente familiar”.
    No solo gente de Zárate visita el lugar con asiduidad, sino también de otras localidades de la zona como Campana, San Antonio de Areco, San Pedro y Arrecifes.
    Entre la oferta gastronómica, además de parrilla hay servicio de buffet y se agregan las pastas los domingos.
    Los sábados en la noche los espectáculos musicales tienen buena aceptación por parte de los clientes. Los grupos que se presentan ofrecen todos los géneros musicales, melódicos para la comida y un poco más movidos para después.
    “La gente quiere bailar, eso es lo que les ofrecemos aunque por un rato, más que nada para que se distraigan un poco porque, en realidad, no es específicamente un lugar para eso”, explicó una de las propietarias.
    “Estamos muy contentos, nos gusta trabajar en familia y estamos a pleno con el proyecto”, agregó Chelini, “mayoritariamente van familias, apuntamos a eso, tenemos clientes fijos y nuevos que, por suerte, se van contentos”.