• Hoy 25 - Zárate - 15.3° / 17.3°
    • Nublado
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 56%
  • Funcionarios tienen que hacer inhumaciones en el Cementerio

    20/11/2012

    Aunque años atrás se había llegado a un acuerdo entre la Municipalidad y los dos gremios que nuclean a sus trabajadores para que en situaciones de conflicto como el que se vive desde hace más de una semana en Zárate, los servicios considerados esenciales no fueran alterados, desde el sábado varias familias debieron inhumar a sus seres queridos en un tenso contexto en el Cementerio municipal.
    El conflicto que mantiene el Ejecutivo municipal con los trabajadores afiliados a ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) amenaza con seguir recrudeciendo. El gremio ratificó la medida de fuerza por 48 horas más en reclamo de un incremento salarial del 20 por ciento o una ayuda extraordinaria de 2 mil pesos a pagar en cuatro cuotas de 500 pesos hasta tanto se abra la paritaria. El Ejecutivo denunció amenazas y aprietes en distintos sectores y debió recurrir a sus propios funcionarios para que realicen los servicios de inhumación en el Cementerio. Mañana se llevará a cabo una nueva audiencia en la delegación local del Ministerio de Trabajo.
    Tras la última reunión entre las partes el viernes pasado, los trabajadores decidieron suspender sus tareas en áreas sensibles como el Cementerio y el asilo, causando inconvenientes en forma directa a terceros.
    “Ante esto hemos decidido prestar un servicio de emergencia realizado por los propios funcionarios”, informó el secretario de Gobierno, Ariel Ríos, a LA VOZ, “establecimos una guardia de funcionarios municipales que realizaremos el servicio de inhumación, desde secretarios hasta jefes de departamentos”. El mantenimiento de la necrópolis, por el momento, no es una prioridad aunque se evalúan medidas alternativas.
    “Lamentablemente, esta idea surgió en medio de algunas discusiones con el gremio que se interpuso y, en algunos casos, no permitió que realicemos fosas”.
    Al respecto, Ríos llamó a la reflexión de los líderes sindicales y dijo que “no se pueden cortar servicios que, en definitiva, no afectan al Ejecutivo sino a la gente”.
    El funcionario sostuvo que de persistir el conflicto buscarán otras medidas, entre ellas la tercerización del servicio. “Nos parece que con estas cosas no se juega, nos parece una falta de respeto muy grande hacia los vecinos”, expresó.
    Denuncias por amenzas
    En la jornada de ayer desde el Ejecutivo se realizaron presentaciones ante la Fiscalía por una serie de amenazas que, según informaron, desde el gremio se realizaron en distintos sectores de la planta municipal a trabajadores que continúan en su actividad.
    “La diferencia de las medidas de fuerzas anteriores es el lamentable nivel de violencia y agresividad”, dijo Ríos.
    “Nos encontramos con aprietes, la falta de respuesta a los servicios esenciales y con empresas que están haciendo obras en la ciudad con fondos del Gobierno nacional y provincial que informaron sobre los intentos de interrupciones de tareas mediante amenazas”, señaló.