• Hoy 28 - Zárate - 18.8° / 20.3°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 45%
  • Alto acatamiento al paro contra el Gobierno

    21/11/2012

    El paro convocado por las centrales de trabajadores -en sus facciones opositoras- que lideran Hugo Moyano (CGT) y Pablo Micheli (CTA), tuvo impacto en el orden local en el sector bancario, judicial, salud y de transporte. En la actividad industrial no hubo acatamiento pero padeció efectos indirectos.
    La actividad en la ciudad, salvo por la actividad comercial, parecía la típica de un domingo con dispar acatamiento en sectores de la administración pública.
    Al marco de la primera medida de fuerza generalizada contra del Gobierno nacional, se sumó en el orden local la manifestación de trabajadores municipales de ATE frente al Palacio Municipal.
    Al igual que bancos y entidades públicas, muchas escuelas permanecieron cerradas. En el hospital la medida tuvo dispar repercusión.
    La actividad en la ciudad estuvo reducida en las primeras horas del paro dispuesto por las centrales disidentes. Los transportes funcionaron pero espaciadamente con horarios similares al de feriados, en tanto la medida se cumplía efectivamente y con alto acatamiento en bancos, recolección de residuos y gremios médicos.
    En la industria la medida no repercutió. Las principales empresas de la zona trabajaron con normalidad. No obstante, si bien la actividad interna era regular, debido al alto acatamiento del gremio de los camioneros sufrieron indirectamente algunos efectos por la falta de transporte de carga de producción y provisión de materias primas. Por el acatamiento de los choferes de camiones tampoco hubo recolección de residuos.
    La actividad portuaria también se vio afectada por la medida de fuerza, así como también las estaciones de servicio por la adhesión de los choferes de camiones de combustible.
    En el Hospital Zonal Virgen del Carmen se sumaron al paro los médicos de CICOP, sólo se atendieron urgencias.
    Los docentes nucleados en FEB no dictaron clases ya que también se adhieren a la medida de fuerza y las escuelas, en su mayoría permanecieron cerradas.
    Tanto bancos públicos como privados estuvieron cerrados por el acompañamiento del Sindicato de Empleados Bancarios.
    “Fue un exito”
    El titular de la CTA opositora, Pablo Micheli, definió como “un éxito” el paro nacional lanzado en conjunto con la CGT Azopardo, al tiempo que cuestionó a “un gobierno que cierra los ojos, se tapa los oídos y no quiere escuchar a los que piensan distinto”.
    Micheli aseguró que “trabajar en blanco, tener salarios dignos, eso es libertad de trabajo”, y reivindicó la posibilidad de “cortar los puentes en las rutas” hasta que se cumplan esos reclamos.
    Además, apuntó contra “la burocracia sindical alcahueta del gobierno, los patrones y el gobierno de la mano del ministro de Trabajo (Carlos Tomada)”.