• Hoy 20 - Zárate - 6° / 6.3&deg
    • Nublado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 85%
  • La Cooperativa Eléctrica decidió rescindir definitivamente convenio con el Municipio

    2/12/2012

    En reunión de Consejo de Administración realizada ayer en la sede de la Cooperativa Eléctrica de Zárate (CEZ), se tomó la decisión de rescindir definitivamente el convenio por el cual se cobraba las tasas municipales de alumbrado, barrido y limpieza en la factura de energía desde hace 20 años.
    De esta manera, la entidad eléctrica pone fin a un convenio suscripto en 1992 durante la gestión municipal del intendente Aldo Arrighi siendo presidente del Consejo de la CEZ, Francisco Mendia, con el fin de mejorar la recaudación de las tasas en beneficio del Municipio.
    Se siguió el método de compensación de saldos entre lo recaudado por el cobro de las tasas municipales y lo que gasta en conceptos varios el Municipio que originariamente era energía eléctrica, pero luego se sumo la concesión de la recolección de residuos, cuyo contrato de concesión ya finalizó.
    El pasado 23 de noviembre por decreto municipal 743/12, el Ejecutivo decidió “suspender” el convenio suscripto entre Municipio y Cooperativa para el cobro del ABL en la factura de la energía eléctrica. Así se notificó a la entidad unilateralmente con el fundamento que se señala en el Decreto que “la CEZ habría retenido sumas en forma indebida”. A partir de entonces, se inició una “batalla” legal entre ambas partes, señalándose que las cuestiones en conflicto están judicializadas.
    Según señala la Cooperativa la deuda municipal durante 2012 asciende a $ 19.212.293,07, en parte por prestación del servicio de recolección hasta finalizar el contrato, en consumo de alumbrado público y en consumo de energía de las dependencias municipales, entre mayo y octubre.
    Según también esgrime la entidad, “este saldo ha sido notificado reiteradamente, sin tener en cuenta la deuda ya documentada a diciembre de 2011 que asciende a 29 millones de pesos y que el Municipio aún no ha reconocido”.
    Por lo expuesto, la CEZ sostiene que “no retiene ni retuvo suma alguna de manera indebida”, acusando al Ejecutivo municipal de no tener “la más mínima intención de reconocer la realidad de la deuda millonaria que aún hoy no tiene respuesta”.
    Luego de los argumentos vertidos, la CEZ manifestó que rescinde definitivamente el convenio por el cual cobraba el ABL en su factura de la luz ya que la figura de la suspensión del convenio, que invocó la Municipalidad no existe en el mismo.
    También señalaron desde la Cooperativa que se reservan el derecho de ejecutar el saldo de la deuda sobre le patrimonio municipal “sin restricciones”.
    Se puede pronosticar así una larga batalla judicial con embargo en el medio donde la CEZ relaciona una suma millonaria que ronda en los 40 millones de pesos.