• Hoy 16 - Zárate - 7° / 8.2°
    • Nublado
    • Presión 1030 hpa
    • Humedad 70%
  • Lanxess podría cerrar su planta de orgánicos

    11/12/2012

    En septiembre del 2010 la empresa Lanxess anunció a nivel global que preveía un crecimiento del 80 por ciento en los próximos cinco años, amparada en el mercado de los neumáticos que la posiciona como empresa líder de caucho sintético del mundo.
    La firma, especializada en productos químicos, apuntaba a resultados extraordinarios pre EBITDA de 1,4 millones de euros, aproximadamente, en el año 2015. El EBITDA es un indicador financiero que marca el beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros. A raíz de esto, confiaba en aplicar una estrategia de crecimiento de doble vía, orgánico y externo, en donde el primero de ellos desempeñaría un rol más que importante.
    En Argentina, Lanxess posee sus oficinas centrales en Vicente López y su planta de producción ubicada en Zárate. De aquí ofrecen soluciones integrales para varios segmentos industriales como la producción de cueros y formulación de biocidas. Sólo un 2% de lo que se fabrica luego se aplica a productos relacionados al caucho; todo está apuntado al cuero, a la industria textil. A raíz de esto, que su principal producción en el país no está apuntada hacia el caucho, es que aparecieron serias dificultades operativas en su planta de orgánicos, maximizada por las trabas a las importaciones dispuestas por el gobierno nacional.
    La producción iba en ascenso hasta el 2008, cuando su planta de orgánicos tuvo un “quiebre” a raíz de la crisis europea que terminó por tornarla ya deficitaria con la llegada de las restricciones a las importaciones de este año a nivel nacional. Por eso el panorama de la empresa, en Argentina, hoy es otro más complicado que a nivel global. A raíz de la medida del gobierno nacional, esta planta de orgánicos ve con muchas dificultades la importación de un colorante para cueros de origen italiano. Entonces hoy, para la firma, le resulta más barato y eficiente instalar una planta de orgánicos en China o en Italia que continuar manteniéndola en Argentina
    En este contexto, según pudo averiguar LA VOZ, el cierre de la planta de orgánicos, que funciona al lado de la de inorgánicos en el Parque Industrial local, sería a mediados del 2013. Allí trabajan unas 50 personas. Unos 10 empleados estarían en condiciones de jubilarse mientras que una cantidad similar arreglaría para irse y el porcentaje mayor lo absorbería la planta de inorgánicos, que seguirá funcionando con importante productividad.
    Todo este movimiento también se enmarca dentro de un proceso de reestructuración de costos que ha llevado a cabo la empresa a partir de este año, por ejemplo con la cesión del Club Lanxess al Municipio para desarrollar tareas recreativas en una “apertura a la comunidad”. Junio del 2013 sería la fecha que estaría ya definida para el cierre de la planta pero se desconoce cuándo dejará de funcionar efectivamente.

    La empresa en Zárate

    Bayern inauguró su centro de producción en Zárate en 1980. Inicialmente se fabricaba dicromato de sodio, materia prima para aplicaciones químicas. Tres años más tarde, estas actividades se complementaron con una planta de fabricación de agentes curtientes inorgánicos utilizados en la producción de cuero para el calzado, la industria del mueble y la automotriz, así como para marroquinería y otros artículos de cuero. En 1984, entró en funcionamiento en el centro de producción una planta más para la fabricación de productos orgánicos, tales como agentes curtientes sintéticos, pigmentos y engrasantes para el tratamiento del cuero, y productos para la industria textil y de papel.
    En el mes de julio de 1998 se llevó a cabo un ambicioso proyecto de remodelación y ampliación de la planta de sales de cromo, que permitió triplicar su capacidad de producción.
    Finalmente en el año 2004, de Bayern surge Lanxess, en un proceso de “Spin- off” empresarial, por el cual surge una empresa de otra entidad preexistente, desgajándose de esta última. De esta manera, se transfiere la propiedad del sitio de Zárate. En el año 2006 se produjo la desinversión en el negocio de papel, y un año más tarde la compañía se retiró del negocio textil, pasando a la fabricación de aditivos para cueros. Hoy ésta es su principal producción.
    Alrededor de 220 personas trabajan contando las dos plantas, la mayor parte lo hace en la de inorgánicos. Ambas fábricas se centran especialmente en el desarrollo y fabricación de soluciones para la industria del cuero. La planta de productos inorgánicos fabrica dicromato de sodio y cromo curtientes. En la planta de “Orgánicos” se obtienen agentes sintéticos curtido, pigmentos y engrase para el acabado de cuero y otros productos. Además, sus instalaciones en nuestra ciudad cuentan con un centro de desarrollo de productos y un laboratorio moderno de aplicación, donde se brinda apoyo técnico para el desarrollo y la introducción de soluciones para la industria del cuero.

     

    La empresa tiene dos plantas en el mismo predio del Parque Industrial de Zárate.

    A %d blogueros les gusta esto: