• Hoy 20 - Zárate - 9.4° / 11.5&deg
    • Despejado
    • Presión 1022 hpa
    • Humedad 57%
  • Cerraron actividades con un acto en memoria de jóvenes desaparecidos

    17/12/2012

    “Un 23 de abril en este domicilio María Teresa Quintana fue secuestrada por las fuerzas del Terrorismo de Estado junto a su compañero Ricardo “Ricky” Monteiro y su hermana Claudia Quintana, hoy sobreviviente. En este domicilio, María Quintana creció, jugó, soñó, estudió y vivió los mejores años de su vida y de juventud. Compañera María Teresa Quintana, desaparecida el 26 de octubre de 1976, presente, ahora y siempre. Por memoria, verdad y justicia”, expresa la placa colocada en Alem 465, casa de la familia Quintana.
    En un sencillo y emotivo acto, familiares de estos jóvenes y autoridades municipales desarrollaron el descubrimiento de esta placa conmemorativa en la puerta de la vivienda.
    Esta actividad se enmarcó dentro de la semana de los Derechos Humanos. Con la anuencia del HCD, la secretaría de Desarrollo Humano y Promoción Social municipal a través de su departamento de Derechos Humanos, ha señalizando dos viviendas en las que se secuestraron jóvenes durante la última Dictadura Militar.
    En este caso, María Teresa Quintana y Ricardo Alberto Monteiro en principio fueron víctimas de la represión en Democracia, el 23 Abril de 1975 y desaparecidos luego del golpe militar de 1976.
    El pasado miércoles, también se llevó a cabo la señalización de una casa en Villa Angus, en el que tres jóvenes fueron secuestrados el 15 de octubre de 1976, Olga Ventorino, Miriam Coutada y Eduardo Lagrutta. Ellos fueron objeto de un operativo conjunto por parte de las fuerzas represivas y los grupos de tareas en su domicilio. Olga Ventorino fue asesinada en ese momento, sobreviviendo sus dos hijos hasta el día de hoy. Miriam Coutada fue llevada estando embarazada por los captores y aún se encuentra desaparecida. En el caso de Eduardo Lagrutta, pudo escapar siendo detenido meses más tarde en San Nicolás. La señalización se hizo Rodríguez Peña 421.

    Mas testimonios

    Como cierre de la jornada, por la tarde se llevó a cabo un encuentro por la memoria en la Biblioteca José Ingenieros, que contó con testimonios, vivencias y recuerdos de los viejos miembros de la institución.
    Minutos pasados de las 20 horas se procedió al descubrimiento de una placa en repudio al atentado sufrido en la biblioteca en junio de 1974, “fue como un modo de corporizar el dolor que cada uno lleva dentro, de exteriorizar lo que no queremos que se repita”, expresaron los presentes al descubrir la placa.
    “En esta biblioteca, el 8 de junio de 1974 Fuerzas Paramilitares efectuaron un atentado explosivo intentando destruirla, intentando silenciar la democracia, la cultura y las ideas zarateñas. En memoria de aquellos zarateños y zarateñas, miembros de esta institución, que fueron detenidos y desaparecidos durante el Terrorismo de Estado en nuestra ciudad; el silencio terminó, el olvido también. Memoria, Verdad y Justicia”, reza la plaza que se descubrió el pasado sábado en la vereda sobre calle Independencia.

     

    Descubrieron una placa en Alem 465, casa de la familia Quintana.