• Hoy 17 - Zárate - 9.4° / 9.9°
    • Nublado
    • Presión 1031 hpa
    • Humedad 54%
  • Se suman los reclamos por el estado de las calles

    19/12/2012

    “Respondiendo a uno de los tantos pedidos relegados de los vecinos, el Ejecutivo municipal ha comenzado a arreglar el pavimento de la calle Justa Lima al 1900, entre Laprida y Chile. No es un bacheo normal porque se produjo el hundimiento de la base del pavimento. Por eso creemos que hay un problema en la cañería de agua que cruza por debajo de la calle. Para arreglarlo, había que cortar el suministro de agua en toda la zona y no lo íbamos a hacer en época estival, por eso se dejó para marzo”, expresó el por entonces secretario de Obras Públicas municipal, Daniel Casadidio, a principios de marzo del 2010.
    A 34 meses de estos arreglos, el mismo tramo reparado hoy está, literalmente, hundido. En cambio, el resto del pavimento de la calle Justa Lima sigue intacto. Por lo tanto se desprende que para estas mejoras no se utilizó el material adecuado o no se trabajó bien en la confección de la nueva carpeta asfáltica.
    Cabe aclarar que pasados cinco meses de aquel arreglo, se tuvo que volver a emparchar baches en la cuadra anterior de Justa Lima, a la altura del 2000. O sea que durante la primera mitad del año 2010 Obras Públicas trató de reparar esta cuadra y no pudo.
    Cinco meses más tarde aparecieron nuevos baches que fueron “emparchados”. Nunca se volvió a realizar el bacheo correspondiente y adecuado en Justa Lima al 1900 y 2000. Por ende, la calle hoy está intransitable. Y donde no está hundido, literalmente, el pavimento hay pequeñas montañas que denotan ese “parche” rudimentario aplicado en esa zona.
    Por último, también ese año, los vecinos se quejaban de un bache en Alem al 1800. Ese bache todavía persiste en la actualidad y hay otro que tampoco en la cuadra anterior, frente a la parroquia María de Nazaret y a la Escuela Nº 6.
    Estos parecen ser los ciclos de arreglos y pavimentación del Ejecutivo. Por algún tipo de razón o circunstancia en especial, las tareas de repavimentación no duran más de dos años y, en lo que se refiere a carpeta asfáltica, menos de18 meses. Un ejemplo de esto está en calle Justa Lima, en calle Alem, en Tedoro Fels, en calle Gallesio en Villa Carmentica, en calle Pellegrini en Villa Nueva y en el paradigmático tramo de Ruta 6. Todas cuadras que presentan una intensa circulación de automóviles. A raíz de todo esto, los vecinos de Villa Massoni ya están sacando cuentas porque saben que dentro de un año y medio nuevamente la calle Matheu, que hoy está siendo repavimentada, aparecerá con nuevos baches en muchas de sus cuadras.
    En Teodoro Fels
    Es una de las vías de conexión alternativa entre el acceso a la ciudad y el centro. Teodoro Fels es un camino alternativo para quienes prefieren evitar los semáforos de Avenida Lavalle pero quienes se desplazan en automóviles, motos o bicicletas, en el último año, han visto como se ha deteriorado el tramo que corresponde a los doscientos metros antes de llegar al ex colegio Nacional.
    El asfalto, que se mantiene en buen estado en la mayoría de su extensión, tiene dos importantes baches, en cuanto a profundidad y diámetro. Los mismos han empeorado con las últimas tormentas y el tránsito vehicular.
    Al igual que en Justa Lima y Arribeños, los pozos existen desde hace tiempo sin que se hayan tomado medidas para rellenarlos, al menos, temporalmente. Mientras tanto, la erosión continúa desarrollando su trabajo.
    Otro punto de relevancia es que en el lugar no hay veredas, aunque fueron anunciadas tiempo atrás junto a una bicisenda cuyas obras jamás se iniciaron. Tanto los peatones como quienes se desplazan en algún vehículo transitan con riesgos de distinta consideración.

    Taparon pozos en la Ruta 6

    Días atrás, se taparon los profundos baches que había en el tramo anterior a la Rotonda de Zárate en la Ruta Provincial N° 6.
    Los pozos generaban inconvenientes en el tránsito ya que tanto automovilistas como motociclistas se veían a realizar bruscas maniobras.
    Varios conductores ya se habían comunicado con la redacción de LA VOZ para expresar su preocupación y reclamar que se vuelvan a arreglar estos importantes pozos a fin de resguardar la seguridad de todos los que transitan por la zona.
    Si bien hoy se encuentra mejorado el tramo, el mismo continúa igual de peligroso por los baches que, por más que se los repare, siguen apareciendo y en los mismos lugares. Mientras tanto, se aguarda por las obras ya licitadas por la Provincia de Buenos Aires en toda la autovía.

    A %d blogueros les gusta esto: