• Hoy 15 - Zárate - 8.3° / 10.5°
    • Despejado
    • Presión 1028 hpa
    • Humedad 64%
  • Continúa el interés de inversionistas privados en el desarrollo de proyectos

    21/12/2012

    El desarrollo urbano, habitacional y comercial, a cargo de inversionistas privados es promovido por el Ejecutivo municipal y el intendente Osvaldo Cáffaro dentro de su proyecto integral Master Plan Costanera.
    En este sentido, el Gobierno comunal destaca el concepto de plusvalía como progresista ya que aducen que permite que un porcentaje de las inversiones realizadas, se destinen a obras de infraestructura no solo en la ribera sino, también, en el resto de la ciudad.
    En ese marco, ya hay interesados y propuestas presentadas en carpeta en el Municipio sobre los que aún no se ha avanzado por diversas razones, entre ellas que todavía no se han definido indicadores urbanísticos ni los lineamientos particulares y conformación del IDUZ (Instituto de Desarrollo Urbano de Zárate) y la SAPEM (Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria). Dos organismos autárquicos cuyo tratamiento legislativo generó varias controversias y oposiciones por parte de los sectores discrepantes del oficialismo. El primero funcionará como ente de control urbanístico sobre la proyección de emprendimientos privados y, el otro, tendrá como finalidad constituirse en un directorio para financiar proyectos a través de la participación de personas físicas o jurídicas en general.
    COMPLEJO HABITACIONAL
    Y COMERCIAL
    Como proyecto integral, marco legal, arquitectónico y propositivo en el que se insertan varios subproyectos, el Master Plan apunta a remodelar la costa de Zárate, recuperar predios fiscales y poner en valor todas las terrazas al río en una zona que abarca una superficie total de 350 hectáreas de norte a sur. Ya se han inaugurado dos fases de obras públicas, a finales de este mes se inaugurará la tercera y resta un tramo sobre el que el Ejecutivo gestiona financiamiento. Precisamente, en ese sector se encuentra un predio sobre el que existe un proyecto privado para construir un complejo habitacional y comercial, el ex frigorífico.
    Al respecto, el intendente Osvaldo Cáffaro informó a LA VOZ que se trabaja sobre la determinación de indicadores urbanísticos en la zona de la Costanera. Estos son formas de regulación cuantitativa que orientan las construcciones, de modo de poder concretar en el espacio, las características edilicias según el carácter de las mismas. Dado que esto aún no está determinado, también retrasa el desembarco o avance de proyectos privados ya presentados.
    “Seguimos avanzando con la conformación de la SAPEM y el IDUZ y ya empiezan a aparecer algunas ideas de inversión privada que era lo que planteábamos”, expresó el mandatario, “a la inversión pública, la idea es acoplar la inversión privada ya que hay mucha tierra privada, estamos trabajando con algunas puntas como el ex frigorífico Smithfield, cuyo propietario tiene idea de hacer un desarrollo urbano, estamos trabajando con eso”.
    En ese orden, el jefe comunal informó que se está realizando un trabajo conjunto con la DOU (Dirección de Ordenamiento Urbano) de la Provincia, en cuanto al tipo de indicadores urbanísticos que se expresan en densidad, disponibilidad habitacional y ocupación del suelo.
    “Estamos desarrollando un trabajo muy grande respecto al tipo de indicadores y los usos”, señaló Cáffaro, “es una zona de recuperación y queremos tener el visto bueno de la Provincia, por eso estamos trabajando en conjunto, firmamos un convenio”. Además, expresó que “tenemos que hacer toda una serie de estudios pormenorizados de distintos temas, por ejemplo análisis catastral del lugar porque hay medidas que no coinciden, estamos definiendo la cota cero sobre la cual se construirían las viviendas, hay un informe ambiental ya hecho pero necesitamos avanzar con un estudio de impacto ambiental, también contratamos expertos en temas patrimoniales para analizar cada uno de los edificios del lugar, su valor patrimonial”.

    Plusvalia aplicada al desarrollo urbano

    La idea del complejo habitacional en el ex frigorífico entusiasma al Ejecutivo por los beneficios que, desde ese seno, se considera redundarían en el resto de la ciudad, principalmente en infraestructura a través del concepto de plusvalía urbana -una contraprestación para los proyectos urbanísticos, estableciendo el derecho de participación municipal en la renta urbana diferencial generada por ese tipo de emprendimientos-.
    A mediados del año pasado, una comitiva oficial conformada por los responsables de  Obras Públicas y Desarrollo Económico y concejales de Zárate viajaron a la ciudad santafesina de Rosario para observar dos megaproyectos similares que la misma empresa interesada, Servicios Portuarios –titular del predio de 10 hectáreas donde funcionaba el frigorífico-, lleva a cabo en el lugar.
    “Hay una diferencia entre el valor actual de la tierra y el que tendrá una vez realizadas todas las obras que se prevén a futuro”, dijo Cáffaro, “esa diferencia de dinero antes quedaba para el privado, ahora el Estado municipal se queda con un porcentaje de la plusvalía para hacer obras de infraestructura en el mismo lugar y otros puntos de Zárate”.

    A %d blogueros les gusta esto: