• Hoy 28 - Zárate - 9.9° / 11.9°
    • Despejado
    • Presión 1009 hpa
    • Humedad 76%
  • El Ejecutivo municipal se mantiene al margen de los últimos hechos

    25/1/2013

    La suma de los reclamos por seguridad en el distrito ante los hechos registrados en los últimos días motivó que desde el ámbito legislativo la oposición solicite una sesión extraordinaria para abordar la problemática (pedido que aún está en estudio) y que desde el Ejecutivo se evalúen nuevas medidas para paliar la situación con los recursos disponibles y ante la mirada esquiva del Gobierno bonaerense.
    Además de los vecinos en general, taxistas, remiseros, comerciantes, renovaron esta semana el reclamo que pareciera siempre caer en saco roto.
    Con la inercia del verano en términos administrativos y con el intendente Osvaldo Cáffaro de licencia, las autoridades municipales se han mantenido al margen de realizar declaraciones sobre los últimos hechos delictivos producidos en la ciudad, entre ellos el homicidio de un efectivo policial en, lo que se investiga, habría sido un intento de robo.
    No obstante, trascendió que ante el cuadro de situación se llevaron a cabo reuniones entre el Ejecutivo municipal y representantes de fuerzas de seguridad para evaluar el panorama local y posibles acciones conjuntas.
    Junto a las áreas municipales de Tránsito y DPU (Dirección de Prevención Urbana) la Policía local comenzó a desarrollar operativos conjuntos y propios, incluso con personal de civil en móviles no identificables que permitieron resultados positivos como el arresto de un delincuente que había efectuado asaltos a una docena de comercios céntricos.
    No obstante, el Consejo Municipal de Seguridad no se ha vuelto a reunir y no hubo anuncios oficiales sobre los últimos encuentros entre autoridades municipales y policiales.
    El refuerzo de operativos con optimización de recursos es uno de los pedidos de la Comuna a la Policía para ampliar la prevención en la vía pública, a fin de frenar el flagelo de la inseguridad que no deja de azotar al distrito al igual que muchas ciudades del territorio bonaerense y nacional, ante la desatención del Gobierno provincial de Daniel Scioli.
    Por otra parte, la oposición parlamentaria aguarda por la convocatoria de una sesión autoconvocada solicitada por los bloques no afines al Gobierno municipal ante el malestar y temor expresado por la sociedad que reclama medidas urgentes.
    En Campana, por su parte, la intendente Stella Maris Giroldi se puso a la cabeza del reclamo social por más políticas de seguridad al gobernador Daniel Scioli. Durante el acto, se leyó un petitorio, consensuado por todas las fuerzas políticas. Los puntos fundamentales incluyen “mayor cantidad de efectivos policiales en la calle”, una “urgente revisión del Régimen Penal Juvenil para que los delincuentes no entren por una puerta y salgan por la otra” y “compromiso y celeridad en la justicia”.