• Hoy 28 - Zárate - 24.4° / 25.3°
    • Nublado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 67%
  • “Nunca negamos la complejidad de este problema ni la realidad”

    1/2/2013

    A la espera de una confirmación por parte del Ministerio de Justicia y Seguridad bonaerense para la audiencia con el titular de la cartera provincial, Ricardo Casal, las autoridades del Gobierno municipal se refirieron a la situación por la que atraviesa el distrito en materia delictiva y la última manifestación vecinal que se desarrolló la semana pasada en reclamo de soluciones a una problemática que no decrete y se replica en todo el territorio nacional.
    “Nunca negamos la complejidad que tiene este problema ni la realidad”, dijo el secretario de Gobierno de la Comuna, Ariel Ríos. “Es una problemática que atraviesa la ciudad pero también la provincia y el país”, agregó.
    Sobre la marcha, el funcionario que hasta ayer se desempeñaba como intendente interino, excusó a todo el Ejecutivo por no haber atendido a los vecinos argumentando la espontaneidad con la que se llevó a cabo y remarcó que las puertas del Municipio están abiertas para recibir cualquier petitorio. “Nos sorprendió”, dijo sobre la manifestación.
    Aunque reconoció el malestar popular por la ola delictiva y destacó a las redes sociales como catalizadores de ese estado de ánimo -a tal punto que sirvieron para organizar la última marcha-, sostuvo que el contexto es utilizado por sectores políticos de la oposición para embestir al Gobierno municipal.
    Respecto a la realidad local, Ríos remarcó tres puntos. Por un lado, mencionó la fuerte inversión realizada por la Municipalidad en prevención. Por otro, subrayó las limitaciones en cuanto a facultades que tiene la Intendencia sobre la seguridad. Y, por último, reconoció que la Provincia no ha respondido acorde a las expectativas generadas tras las últimas reuniones.
    LA DPU ES
    NECESARIA
    Si bien se gestionaron más recursos técnicos y logísticos para que la Policía cuente con mayores instrumentos para prevenir y evitar el crimen urbano, la principal necesidad que tiene el distrito actualmente es ampliar la planta de efectivos policiales. Algo sobre lo que la Provincia tiene injerencia directa y aún no ha sabido responder.
    Aunque el Ejecutivo ha desarrollado un reconocible esfuerzo creando la Dirección de Prevención Urbana (DPU), la complejidad social sumada a la falta de intervención del estamento provincial sustenta una tasa de delitos y contravenciones superiores a cualquier esfuerzo.
    “A nivel local siempre hablamos de prevención y colaboración con la Policía”, aclaró el funcionario, “es mucho lo que se ha trabajado en esta materia en forma directa o indirecta”. Recalcó los más de 6 millones de pesos que se invirtieron el año pasado desde las arcas comunales en seguridad y sostuvo que “la puerta del intendente es siempre la primera para reclamar pero hay una gran confusión”.
    Ríos aclaró, “el intendente no es un comisario ni un juez, más allá del apoyo logístico que se le da desde lo local a la Policía o la Justicia, las facultades directas sobre este tema las tienen Provincia y Nación, la Municipalidad tiene una responsabilidad territorial y por eso viene desarrollando distintas acciones”.
    El funcionario sostuvo que dentro de la prevención y el control, en Zárate se ha brindado un marco muy importante pero que son conscientes de las restricciones. “Por eso estamos gestionando una nueva reunión con el ministro de Seguridad, donde volveremos a plantear la falta de efectivos policiales en el distrito”, expresó.
    En ese marco, acentuó la labor de la DPU, que realiza un promedio de 500 intervenciones mensuales de diversos tipos y en muchos casos se hace presenta antes que personal policial. Sin embargo, su protocolo de acción es muy limitado y la gente se niega a abonar la tasa que en parte la sustenta.
    “Que llegue antes es importante pero también se transforma en un problema porque hay cuestiones operativas en las que solo puede intervenir la policía”, reconoció Ríos que, no obstante, indicó que “si no existiera, el marco local sería muchísimo peor”.

    LA PROVINCIA NO RESPONDE 

    Por otro lado, ante el grado de inversión municipal en un área que no es de su exclusiva competencia y que, según informó Ríos, va más allá de la DPU, también se sustentan inmuebles, equipos, mantenimiento, entre otros, de Policía y Justicia con sede en el orden local, señaló que la Provincia no brinda soluciones concretas.
    “Lamentablemente, no tuvimos toda la respuesta esperada”, expresó, “no hay una respuesta concreta respecto a lo que se está pidiendo actualmente que es más efectivos”. En ese marco, convocó al resto de la comunidad e instituciones a aunar los reclamos a fin de fortalecer el pedido ante el Gobierno bonaerense.

    LA PRESENCIA DE GENDARMERIA Y PREFECTURA

    En tanto se trabaja en el delineamiento de acción de las fuerzas federales en el distrito, Ríos informó que la próxima semana se sumarán tres móviles que permitirán a Gendarmería patrullar la ciudad. Fueron adquiridos a través de un convenio con Toyota y serán entregados en comodato a la fuerza.
    “Se venía solicitando su presencia y participación desde hace años, hoy están y todavía tenemos que aceitar sus tareas”, dijo Ríos sobre la presencia de Gendarmería y Prefectura en Zárate. “Esta gestión lo hizo realidad, no es una promesa, es algo que se puede observar”, agregó, “todo demanda tiempo, gestión e inversión, no es cuestión de magia”.

    Los nuevos móviles de Gendarmería que serán presentados.