• Hoy 29 - Zárate - 17.5° / 17.9°
    • Despejado
    • Presión 1009 hpa
    • Humedad 96%
  • “Vamos a trabajar para revertir la situación”

    15/2/2013

    Minutos antes de las 17 horas, el ministro de Seguridad de la provincia, Ricardo Casal, arribó al palacio municipal y antes de ingresar a la reunión programa, cruzó la calle para charlar con los vecinos que están acampando, pidiendo más seguridad, desde el lunes en Plaza Mitre. Allí ,se interiorizó de los reclamos y se puso a disposición de todos los familiares y víctimas del delito.
    Luego, ingresó al palacio municipal para el encuentro que sumó a concejales, funcionarios, a jefes policiales, integrantes del Foro de Seguridad, a la fiscal general Liliana Maero, a representantes del Círculo Médico y del Centro del Comercio.
    “Fue una reunión muy importante por el grado de participación. Hemos conversado con la gente de la carpa, con el Círculo Médico, el Centro del Comercio y el Foro de Seguridad. Todos consensuamos la aplicación de ocho herramientas y el monitoreo de treinta días para ver cómo se van cumpliendo. Esta no es una visita protocolar sino la continuidad de una mesa de trabajo conformada por distintos sectores. Todos vamos a trabajar para revertir la situación en la ciudad”, expresó Casal.
    A raíz de esto, anunció que el próximo 11 de marzo volverá a la ciudad para evaluar las “estrategias y herramientas” que aplicarán en los próximos treinta días.
    Violencia y uso de armas
    “No estamos ajenos a lo que sucede en la ciudad. Venimos monitoreando el mapa del delito en Zárate junto a la Procuración General y también lo chequeamos cotidianamente con el Ejecutivo. Vemos que hay dos externalidades concretas que debemos cambiar, la violencia y el uso de armas”, aseguró el funcionario provincial.
    Moviles, policias y operativos
    El ministro anunció ocho puntos concretos. El próximo lunes entregarán cinco patrulleros y en el transcurso de la semana tres motos. En tanto el lunes 25 arribarán a la ciudad diez efectivos policiales más. En tercer medida, un móvil de monitoreo, equipado con un domo con cámaras patrullará en las zonas que le indique la policía y los representantes de la mesa de trabajo conformada.
    Por otro lado, anunció la implementación del servicio de alerta “911 Comercio”, un sistema que permite a los comerciantes alertar a la policía ante un posible delito usando el dispositivo con el que se realizan los pagos con tarjeta de crédito y débito, denominado posnet. A través de esta tecnología, si es necesario ante una situación sospechosa, los vendedores o dueños de los negocios introducen el código 911 y los efectivos reciben el alerta.
    En quinto orden, anunció la implementación del denominado “911 Visual” que permite enviar por mensajes de texto o email fotos y videos ante una actitud sospechosa o delictiva. Este sistema permite que sea anónimo el remitente del archivo.
    El material podrá enviarse al 011-15-49489011 o también al correo [email protected], que alertará inmediatamente al comando central del 911, que se suma al patrullaje en las calles y las cámaras de seguridad con el fin de intensificar la prevención.
    Como sexto punto, Casal anunció que coordinará con la fiscalía la aplicación de la Ley provincial Nº 14.128, que es conocida como la ley de desarme y de restricción de excarcelaciones a todas las personas que circulen con armas en la vía pública o que se resistan o, directamente, huyan de la policía. Esto en relación a lo manifestado por el ministro de querer erradicar las armas de fuego de las calles de Zárate.
    Como séptimo punto, se anunciaron operativos de saturación en diferentes barrios con el apoyo de otras fuerzas policiales y, como último punto, la conformación de la escuela de policía de Zárate, Campana, Escobar y Exaltación de la Cruz.
    Mediante esta iniciativa, aspiran a entregar a cada distrito promociones nuevas de efectivos policiales en noviembre. “Esta medida, a mediano plazo, vendrá a representar la solución definitiva a la vieja rémora de la falta de efectivos en cada partido”, aseguró Casal. Y concluyó: “vendremos todas las veces que sea necesario a Zárate para seguir trabajando”.

     

    Casal y Cáffaro.