• Hoy 26 - Zárate - 21.8° / 24.4°
    • Nublado
    • Presión 1008 hpa
    • Humedad 77%
  • Cerró el ciclo “Verano en la Ribera”

    19/2/2013

    Con la presentación de la banda “Deja Vu”; tributo a Creedence Clearwater Revival, culminó el domingo pasado el exitoso ciclo “Verano en la Ribera”, que vino desarrollándose por parte de las áreas de Cultura, Deportes, Juventud, Igualdad y Medio Ambiente de la Secretaría de Desarrollo Humano y Promoción Social municipal, y que también convocó a otras bandas y muy diversos eventos artísticos y recreativos de los que disfrutaron cientos de zarateños y turistas.
    En su última edición, hubo campeonatos de truco, chin chón, tejo, demostraciones de tai chi a cargo de la gente de Deportes con gran número de participantes; se realizaron actividades de concientización con los chicos a cargo del área de Medio Ambiente y una demostración aeróbica por parte de las chicas del gimnasio Kangoo Jump, quienes también realizaron una coreografía masiva. La profesora María Herrera tuvo a su cargo también la parte latina de las coreografías, que contaron con gran adhesión del público.
    Los más pequeños tuvieron su momento con la actuación del Payaso Fidel, que vino de Pilar, trayendo todo su humor, y demostrando sus trucos circenses haciendo equilibrio y malabares con bolas y fuego. Un momento más que divertido para toda la familia.
    El final llegó después de las 20 con la presentación de Dejá Vu, una banda tributo a Creedence que viene en franco ascenso en toda América Latina, conformada por Claudio Cameron (guitarra líder y voz); Pablo Godoy (bajo), Juan Pablo Figún Correa (guitarra rítmica) y Julián Rodrigo Pichierri (batería), quienes hicieron un show impecable con los grandes hits de Creedence para deleite de sus fanáticos seguidores. Una hora de tributo con respeto, profesionalismo y gran destreza vocal y musical.
    De esta manera, se cerró este exitoso ciclo de verano, que permitió a la gente disfrutar de grandes espectáculos como también lo fueron The Shouts o Queendom en anteriores ediciones, pero que por sobre todo, le sirvió a los zarateños para ganar el espacio público de la costa, bautizado como Paseo de la Ribera.