• Hoy 24 - Zárate - 19.6° / 21.2°
    • Nublado
    • Presión 1014 hpa
    • Humedad 75%
  • Detienen a otro delincuente en Entre Ríos

    1/12/2013

    Aún detenidos, la justicia sigue investigando a la banda del “Cheto Flogger”, el grupo de delincuentes fuertemente armados que se dedicaba a robar casas y se especializaban en “entraderas”, es decir que tomaban a familias de rehén mientras ingresaban su coche al garaje o estaban entrando en su vivienda. La particularidad, era que luego se iban con el auto de la familia a continuar el raid delictivo para luego abandonar los coches, por lo menos ésa era la modalidad común de esta banda.
    Actualmente la justicia está investigando cualquier tipo de asociaciones ilícitas con delincuentes de Zárate y de Campana y, de la misma manera, investigan denuncias que puedan continuar engrosando toda la lista de crímenes que se le endilgan a esta peligrosa banda.
    Por el momento, serían autores de, al menos, media docena de “entraderas” en la ciudad de Campana y de otros robos y hurtos en nuestra ciudad.

    Son cinco detenidos
    En la actualidad hay cinco detenidos, dos se detuvieron en el barrio Fonavi de nuestra ciudad y otro en el barrio Almirante Brown.
    La DDI Zárate- Campana confirmó la detención del indicado como “cabecilla” de la banda, Facundo Agustín Berón, de 19 años de edad, apodado “el Cheto Flogger”. Y otras tres personas, entre ellas su hermano Juan Ignacio Berón, de 20 años, Alcides Gastón Espíndola, de 35 años y Luis Matías Ortiz, de 27.
    Un cuarto integrante de la banda, de apellido Frattini, cayó ayer por la mañana en Entre Ríos, cuando fue interceptado en un control policial manejando un automóvil con pedido de secuestro. Se espera que en las próximas horas sea trasladado a Campana.

    Raid delictivo
    Los investigadores creen que “La Banda del Cheto Flogger” fue la autora de una seguidilla de robos que comenzó el 16 de noviembre último a las 21, cuando abordaron a Edgardo Pedro Martín Quarello (42) y a su esposa María Natalia Fernández (41), quienes esperaban a su hijo a la salida de clases de estudio particulares.
    En esta ocasión, amenazaron a las víctimas con dispararles con armas de fuego y les robaron dinero, sus tarjetas de crédito y débito, celulares, otros efectos personales y la camioneta Toyota Hilux en la que se movilizaban.
    Momentos después y a bordo del vehículo robado, los ladrones sorprendieron a una mujer de 35 años, llamada María Villanova, en el cruce de Castelli y Córdoba, de nuestra ciudad y le robaron la cartera.
    A las 23:20 de la misma noche, asaltaron a un hombre llamado Jorge Alberto Dupurut (59), quien se disponía a ingresar con su auto a su garaje. En este caso, lo golpearon, lo forzaron a dejarlos ingresar a su casa y le robaron varias armas que tenía registradas a su nombre para la práctica de tiro.
    Dupurut denunció que le robaron un fusil máuser calibre 7.65, una pistola calibre 11.25, un revólver 3.57, pistola calibre 22L, una pistola 9 milímetros, una escopeta 12/70 y una pistola calibre 45, además de distintos artículos de electrónica y alhajas. Estos artículos denunciados por el vecino son los que luego se encontraron en una camioneta Hilux abandonada en Pacheco y Alem.
    Un día después, a la 1:30 del 18 de noviembre, los delincuentes interceptaron a un joven de 22 años en el momento en que ingresaba a su casa, lo llevaron a recorrer cajeros en busca de dinero en efectivo y luego lo obligaron a llevarlos al domicilio de su novia, de donde se llevaron distintos electrodomésticos y su vehículo, una camioneta Ford EcoSport.
    Luego la historia es conocida, a las 5 de la misma madrugada, personal de Prefectura Naval Argentina observó el paso de dos camionetas, una Ford Ranger y la Hilux robada el 16 de noviembre, y se generó una persecución que finalizó cuando la banda abandonó los vehículos y se internó en el barrio Fonavi de la ciudad de Zárate.

    Investigan dos robos en Campana
    La justicia está investigando si la banda del “Cheto Flogger” fue la protagonista del robo a la familia Sarna de Campana.
    El hecho ocurrió el pasado 19 de octubre, cuando al menos cuatro delincuentes asaltaron al hijo del ex candidato a diputado provincial y conocido comerciante local, Fabián Sarna, y mantuvieron cautivo por varios minutos al joven, a dos chicas y a la hermana del político. Alejo Sarna fue interceptado por cuatro delincuentes armados cuando llegaba a la casa de su novia en la zona de Ameghino y Sarmiento. Los delincuentes, lo obligaron a ingresar a la vivienda donde estaba su novia y otra joven. Luego de reducir a las tres personas, obligaron a Sarna a que llevara a tres de los delincuentes a su casa ubicada en la zona de Estrada y avenida Varela.
    Una vez allí, redujeron a la tía del joven y tras cargar en la camioneta Ford Eco Sport de la victima todos los elementos de valor de la vivienda, los llevaron a ambos de nuevo a la vivienda de Ameghino y Sarmiento.
    Desde ese domicilio, nuevamente movilizaron al joven; esta vez hacia un cajero automático ubicado en plena avenida Rocca (banco Credicoop), para luego volver a la primera vivienda en donde encerraron a las cuatro personas en una las habitaciones y mientras tres de los delincuentes escaparon en la Eco Sport, con todo el botín, un cuarto delincuente se quedó unos minutos amenazando en todo momento con matarlos a todos, hasta que finalmente escapó. Esta camioneta finalmente apareció abandonada en la zona de Escalada sobre la Ruta 193.
    También investigan si estarían relacionados con el asalto a una agencia de venta de automóviles, comercio del cual dos delincuentes armados se robaron unos 20 mil dólares que el propietario tenía guardados en su casa y otro 37 mil pesos depositados en el negocio.
    El hecho se produjo en la tarde del lunes 18 de este mes, alrededor de las 17 horas, cuando dos asaltantes armados sorprendieron a un joven de 18 años en el momento que llegó a su casa y bajo amenaza ingresaron a la vivienda, donde estaban sus padres y hermanos.
    Uno de los ladrones obligó al jefe de la familia a dirigirse hacia la agencia de autos, propiedad de la familia, con uno de los hermanos de la víctima. En tanto, su cómplice se quedó con el resto de la familia en la casa. El hecho terminó cuando los ladrones, luego de maniatar a los integrantes de la familia asaltada, escaparon en un auto Volkswagen Bora, de una de las víctimas, llevándose unos 20 mil dólares que había en la casa y otros 37 mil pesos que trajeron desde la agencia. Finalmente el Volkswagen Bora con el que huyeron los delincuentes se encontró abandonado en la esquina de Sivori y Rawson de Campana