• Hoy 26 - Zárate - 16.2° / 16.4°
    • Lluvia
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 64%
  • De Vido, Capitanich y Berni visitaron Atucha II

    30/12/2013

    En medio de la crisis energética y del transcurso de varios días con múltiples cortes de luz, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido junto al jefe de Gabinete Jorge Capitanich y el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, visitaron el sábado a la mañana la central nuclear de Atucha II; que si bien fue “inaugurada” por la presidente en el 2011, aún no está en funcionamiento. Estuvieron acompañados por el intendente Osvaldo Cáffaro y el Presidente de Nucleoeléctrica Argentina, el ingeniero José Luis Antúnez. Fue llamativa la presencia del secretario de Seguridad, del cual su rol en la visita a Atucha II aún sigue siendo una incógnita; dado que no tiene que ver con su labor de funcionario público.
    En este contexto, ahora el que anunció la puesta en marcha de la central fue Capitanich. Lo hizo Cristina en el 2011, lo hizo De Vido el año pasado y ahora el nuevo jefe de Gabinete; quien puso los plazos en abril próximo.
    Mientras en distintos puntos de Capital Federal y del Conurbano se multiplican las protestas y crece la bronca de los vecinos, los funcionarios nacionales visitaron la planta, donde se puso en marcha la carga de agua pesada, uno de los pasos necesarios para lograr la puesta en marcha de la central. En ese sentido, De Vido responsabilizó a Edenor y Edesur por los cortes de energía y pidió a las empresas argentinas que tienen participación accionaria en Edesur que se hagan cargo y asuman una “actitud presencial” y de mayor “responsabilidad” frente a los cortes de luz que padecen los usuarios.
    De Vido dijo que “merced a las temperaturas extraordinarias de los últimos días, que marcaron en diciembre un nuevo récord para los últimos 43 años, vemos que las compañías distribuidoras no estuvieron a la altura del crecimiento y las circunstancias que ha tenido el resto de la industria energética en Argentina”.
    De Vido como responsable del área energética durante las presidencias del kirchnerismo, sólo atina a responsabilizar a las empresas privatizadas en los 90 cuando tanto la presidente Cristina Fernández la apoyaba con su voto como diputada nacional. La privatización impuso controles, el Enre como responsable de controlar la gestión privada. Pero la década K nunca controló, sólo hizo negocios, y poco a poco la Argentina se fue quedando sin energía eléctrica. Ahora pretenden que la puesta en marcha de la planta nuclear limeña sea la salvación, cuando todavía no se sabe si se podrá poner en funcionamiento cuando se dilapidaron irresponsablemente millones de dólares.

    Ultimas pruebas
    “Hoy llevamos el agua pasada después de haber hecho la carga de combustible, y el avance del proceso es rápido, así que en los próximos cuatro meses seguramente la planta estará generando más energía para el sistema energético nacional”, dijo De Vido durante el acto.
    Capitanich, por su parte, precisó que la finalización de la obras demandó una inversión de 3.000 millones de dólares y resaltó que en la misma zona, donde también se encuentra Atucha I, se construirá un reactor nuclear nacional en el marco de un programa de cuatro años con un presupuesto previsto de 4.500 millones de dólares.
    El jefe de Gabinete subrayó que Argentina se encuentra dentro del ranking de los diez países más importantes a nivel internacional en lo que respecta al uso pacífico de este tipo de energía.
    Capitanich remarcó además, que “desde abril próximo se incorporarán 745 megavatios, que formarán parte de los 2.250 que se irán incorporando en el transcurso de este año” a la oferta del sistema interconectado nacional.
    De Vido destacó que los megavatios que se van a incorporar con la puesta en marcha de Atucha II “tienen doble valor, porque por un lado están producidos por combustible más barato que el petróleo, y a la vez producen menos contaminación”.
    Capitanich y De Vido encabezaron en la planta un acto en el que de manera simbólica comenzó a concretarse la carga de los tanques del sistema de control de volumen del reactor con agua pesada.
    El agua pesada es producida en la Planta de Arroyito, en la provincia de Neuquén.
    Fuentes del Ministerio de Planificación informaron que el sábado finalizó con éxito la prueba de estanqueneidad de la contención del reactor de la central.
    Para realizar esta tarea se presurizó la esfera de contención con aire a una presión de 500 megabar y se utilizaron decenas de puntos de medición para verificar su efectividad.
    En abril
    Se trató del inicio de un procedimiento técnico en el que fue oportuno estar, políticamente hablando. A raíz de los cortes de luz en muchos lugares de la ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos, Conurbano e inclusive Zárate, sacarse una foto en Atucha II era oportuno.
    Y otra vez volvieron a anunciar su inauguración, en realidad la presidente la inauguró en el año 2011, cuando solamente hizo girar la turbina con electricidad que enviaron desde Atucha I. Eso fue en el marco de la campaña política. Luego lo hizo De Vido a principios de este año en el contexto de cortes de luz y ola de calor en enero. Y por si fuera poco, recogió el guante Capitanich y ahora anunció que estará funcionando para abril del año entrante.
    Todas estas aseveraciones van a contramano de la cautela y del perfil bajo que tiene el presidente de Nucleoeléctrica Argentina, José Luis Antúnez, que no habla de meses calendarios sino de procesos. Y en una obra de tamaña envergadura y luego de tantas marchas y contramarchas parece que la cautela no es parte del vocabulario político y está siempre la obligación de anunciar algo.
    En este caso, y recorriendo los trabajos que se están haciendo y aún lo que resta parece ser improbable que Atucha II opere comercialmente en abril.
    Ahora la planta entra en la puesta en funcionamiento y en las pruebas de origen nuclear, donde siempre se dan los contratiempos más importantes.

     

    Capitanich, De Vido, Berni y Cáffaro el sábado pasado en Atucha II.

    Capitanich, De Vido, Berni y Cáffaro el sábado pasado en Atucha II.