• Hoy 23 - Zárate - 8.8° / 10.7°
    • Nublado
    • Presión 1020 hpa
    • Humedad 61%
  • Motochorros mataron a un repartidor de agua

    30/12/2013

    Juan Carlos Montero, de 48 años, será el nombre que pasará a engrosar el muro de las víctimas de la inseguridad, otro trabajador, otro querido vecino del barrio de Villa Fox y padre de familia.
    Dos delincuentes, en moto lo asaltaron y lo mataron mientras realizaba su reparto de bidones de agua de la firma Cimes, en el barrio “Los Ceibos”, alrededor de las 15 horas.
    El hecho sucedió el sábado, en pleno barrio Los Ceibos; en la calle Larrea y Gaucho Antonio Rivero.
    Mientras Montero estaba haciendo su trabajo, aparecieron dos delincuentes en una moto negra 110cc-con sus cascos cubriendo el rostro- y a punta de pistola le exigieron la entrega de la recaudación a Montero y a su compañero.
    Ellos le entregaron $ 400 pero los delincuentes reclamaron que entregaran “todo”, dirigiéndose específicamente hacia Montero, quien sacó de su bolsillo un papel y se los dio mostrando que no tenía más plata.
    Después se habría producido un forcejeo que terminó con el disparo del arma sobre el cuerpo de Montero. Luego, los criminales huyeron por Larrea hacia el fondo, “la vía de escape natural de los que cometen delitos en el vecindario”, manifestaron indignados los vecinos de Los Ceibos.
    Horas más tarde, la policía informó que estaban trabajando para dar con los asesinos de Montero y que había un menor de edad detenido, indicado como uno de los autores materiales del homicidio. Además, estaría identificado su cómplice.
    No obstante la investigación continúa a cargo de la fiscal Andrea Palacios, titular de la UFI descentralizada Nº 1 de Zárate, que caratuló a la causa como “Homicidio en ocasión de robo”.
    Vecinos cortaron la calle Larrea
    Los vecinos autoconvocados del barrio Los Ceibos cortaron ayer la calle Larrea, uno de los principales accesos al barrio, en reclamo de más seguridad.
    Tras el asesinato del repartidor de agua, los frentistas se mostraron indignados porque era “cuestión de tiempo” que esto suceda en alguna oportunidad, teniendo en cuenta la ausencia de móviles de la DPU y de la policía.
    “Hemos hecho el esfuerzo económico entre todos para colocar la alarma comunitaria y contratar seguridad privada, pero si quienes tienen que tomar cartas en el asunto no lo hacen, es inútil todo lo que hagamos. Estamos desamparados, hoy la Policía tardó cuarenta minutos en llegar”, expresaron los vecinos.
    La calle Larrea al 4600 fue cortada con una montaña de tosca y ayer decidieron cavar un zanjón, por lo tanto el barrio quedó aislado.
    Por estas horas están pidiendo que funcionarios del municipio se acerquen al vecindario dado que han presentado varios proyectos para instalar una garita con cámaras de seguridad, iluminación en el barrio y mejoras en toda la zona que nunca fueron canalizadas para concretarlas por el gobierno comunal.
    De hecho mañana a las 10:30 horas tratarán de reunirse con el intendente para volver a trasladarles todos los problemas que padecen los frentistas de Los Ceibos.

     

    Policial3