• Hoy 21 - Zárate - 9.3° / 10.1°
    • Nublado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 74%
  • Comunicación: La tecnología… ¿acerca o aísla?

    6/11/2015

    Al facilitar la comunicación, las nuevas tecnologías crean paradójicamente soledad. En las casas, los miembros de la familia viven cada vez más separados, cada uno se aísla en su espacio, frente a sus prótesis (teléfono, ordenador, videojuego…), y hay cada vez menos comidas en común: la madre se encarga de llenar la heladera e intenta desesperadamente reunir a todo el grupo familiar alrededor de la mesa… Antes, en un andén de estación, o en la parada de un colectivo, la gente esperaba conversando. Ahora, todo el mundo lleva sus auriculares puestos; un padre telefonea a su mujer para decirle que llegará a tal hora, luego le pide que le pase a cada uno de sus hijos; habla alto para que todo el mundo sepa bien que se preocupa por su progenie. A su lado, un empresario discute a propósito de un contrato. Los jóvenes escuchan tan fuerte la música que todo el mundo puede escuchar el sonido que sale de los auriculares. El resultado es una algarabía sin una sola verdadera conversación.
    Las ilusiones de la comunicación y lo virtual
    En una sociedad de la comunicación y de la información, parece natural buscar relaciones en Internet. En efecto, en la vida real, existen cada vez menos lugares de intercambio y, por tanto, de encuentros fortuitos. En las grandes ciudades, la gente vive en la proximidad de los demás, pero no se encuentran. Por eso, si se desea salir de la propia red familiar o amistosa, no queda otra cosa que Internet.
    La influencia de los medios de información y su papel en la soledad humana
    La soledad no siempre se percibe como tal, porque puede quedar enmascarada por los encuentros, la agitación y las ocupaciones profesionales. Algunos, al no soportar enfrentarse al silencio, lo llenan con la radio o la televisión, en la que miran cualquier cosa. Es la misma gente que, a continuación, telefonearán a alguien o encenderán su ordenador para «chatear» toda la noche. La sobredosis de informaciones nos roba tiempo, y cada vez resulta más difícil aislarse. Saturados, algunos tienen ganas de hacer una pausa para apartarse de la agitación del mundo y poder entregarse a los propios estados anímicos. De ahora en adelante, el lujo es el vacío: vacío de sonidos, de informaciones, de imágenes. Uno sueña con retirarse lejos de todo, sin teléfono móvil, sin walkman, sin ordenador conectado.
    Charla en Dr. House
    En esta charla que se llevará a cabo hoy a las 16 en “Dr. House”, Independencia 737, y es dictada por Silvana Liberati y Carlos A. Borda, se abordará este tema como disparador principal y recorrerá las vivencias de cada uno ante este nuevo factor y actor social.

    tecnologia