• Hoy 20 - Zárate - 10.7° / 11.4°
    • Lluvia
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 93%
  • Hay más de un millón de metros cuadrados de espacios verdes

    11/11/2015

    Está comprobado que los espacios verdes aumentan el bienestar de las personas. Mientras mayor sea el número de metros cuadrados de zonas naturales por habitante, mejor será su estilo de vida. En pos de calcular cuánto espacio verde se necesita para ser “feliz”; la Organización Mundial de la Salud estableció que el nivel óptimo de espacios verdes por habitante se ubica entre los 10 y 15 metros cuadrados. Por espacios verdes se entiende cualquier área pública de libre acceso, ya sea bosques, parques, plazas, plazoletas y boulevards que sirvan como lugar de esparcimiento, recreación o pulmón urbano. Es decir que aquellos que pertenecen a la órbita privada, con acceso restringido, no son tenidos en cuenta a la hora de establecer las estadísticas.
    Teniendo en cuenta estos datos, la prestigiosa ONU- Hábitat tomó como parámetro esta recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para establecer un informe sobre el estado de las grandes urbes y un mínimo de entre nueve y once metros cuadrados de espacios verdes por habitante. Por lo tanto, las políticas de Estado inciden de manera directa en la cantidad de espacio verde –a través de la inversión y planificación- y hablan a las claras sobre la importancia que significa para sus gobiernos la materia ambiental.
    En América del Sur, la ciudad emblemática en cuanto a densidad de espacios verdes es la brasileña Curitiba con 51,3 m2/habitante. Otras ciudades brasileñas que cumplen con el mínimo recomendado son Porto Alegre (13,62), São Paulo (11,58) y Belo Horizonte (9,4) También la capital uruguaya Montevideo (12,68). La primera argentina es Rosario, con 15,4. En tanto, la ciudad de Buenos Aires por su gran densidad y pocos espacios verdes no llegaba los 6 m2/habitante.
    La situación de Zárate
    “Hace poco participamos de una Bienal de Arquitectura presentando nuestro caso de plusvalía urbana, en el marco del Masterplan Costanera y allí descubrimos el estudio comparado donde se medía la calidad de vida, en términos de desarrollo urbano, por los metros cuadrados en relación a los habitantes. Luego de ver muchos casos de ciudades latinoamericanas nos preguntábamos dónde estaba Zárate, tomando estas mediciones. Y luego de calcular llegamos a la conclusión que Zárate tenía 12,7m2 de espacios verdes por cantidad de habitante, estamos hablando de espacios verdes con equipamiento urbano que puede ser utilizado por todos los ciudadanos, o sea de acceso público, y con mantenimiento”, informó el secretario de Obras Públicas, Pablo Giménez.
    “Cuando ingresamos al a gestión, la municipalidad mantenía 500 mil metros cuadrados de espacios verdes públicos. Y a través de la creación de parques y la readecuación de avenidas, logramos subir a 1.200.000 metros cuadrados de mantenimiento de espacios públicos. Para ello hicimos tres licitaciones, dos para Zárate y otra para Lima en función de mantener los espacios públicos que tienen infraestructura y mobiliario público, además del mantenimiento”, explicó Giménez.
    Dentro de estos espacios “recuperados”, cuentan a toda la Costanera, el Parque Urbano Fase I (De Pividal a Gallesio) y el Fase II (De Gallesio a Lavalle), todas las áreas verdes y equipamiento urbano de avenida Antártida Argentina, el Parque Norte, las plazas de Lima y Zárate y el ingreso a Lima por la Ruta 9 hasta la calle 20. “Estamos bastante bien en el comparativo con otras ciudades pero queremos seguir mejorándolo. La importancia de generar parques y mantenerlos es porque el propio Estado fija espacios que no se pueden ocupar, esto habla de de la planificación que tenemos. Porque esos espacios de no ser recuperados comienzan a ocuparse con otras funciones, incluso el propio Estado con edificios públicos. De hecho, si uno mira cenitalmente la ciudad el Parque Urbano se configura como un espacio importante y estratégico que no solamente se dispone a la ciudad sino que sirve, además, como un espacio de integración”, subrayó el secretario de Obras Públicas. “Y con el Parque Urbano nos pasó algo muy curioso, no fue inaugurado formalmente sino que lo pusimos a disposición de la gente porque no pudimos inaugurarlo en el sentido de que uno inaugura una obra. Allí no podíamos trabajar porque la gente ya lo estaba utilizando, apropiándose del espacio; entonces debíamos trabajar en horas de la noche. Charlando con los vecinos, nos comentaban que todo Villa Carmencita se había quedado sin plazas, el barrio mismo no tiene plaza y del otro lado de calle Mitre tampoco tenía espacios verdes. Entonces el Parque Urbano terminó siendo eso, un espacio de esparcimiento pero también de integración”, dijo Giménez.

    Cuidado y mantenimiento
    Otro de los desafíos diarios es el cuidado y mantenimiento de estos espacios públicos, los cuales muchas veces, y en especial los fines de semana, resultan impactados por una gran cantidad de gente que los utiliza. “Nosotros tenemos una propuesta proveniente de la intuición, que nos marca que si nosotros cuidamos el espacio verde, la gente también lo va a cuidar. Y esto, la verdad es que funcionó, entonces cuando la gente ve que los residuos se retiran todos los días, que el pasto está corto y que se poda regularmente; la gente pasa a cuidar de estos espacios como propios. Esto lo podemos hacer con cámaras de seguridad, la presencia de Prefectura Naval y DPU y la empresa trabajando permanentemente en los espacios. Por ejemplo en la avenida Antártida Argentina tuvimos hechos de vandalismo los primeros tres meses pero después los propios vecinos comenzaron a cuidarlo. Entonces de un espacio abandonado pasamos a otro muy cuidado y por todos. Luego está la particularidad de que mucha gente foránea visita Zárate los fines de semana y al ver que todos los ciudadanos cuidan los espacios verdes, también hacen lo propio”, concluyó el funcionario municipal.

    espacios