• Hoy 28 - Zárate - 22.3° / 25°
    • Despejado
    • Presión 1011 hpa
    • Humedad 52%
  • Peligro de acercarse a camalotes: Hallaron una yarará en la Costanera

    28/1/2016

    Desde Defensa Civil reiteraron ayer la prohibición de bañarse en el río, especialmente por la acumulación de camalotes en la costa, que descienden con la correntada y se acumulan en la orilla, por efecto del viento y el oleaje. El peligro del camalotaje está dado especialmente porque pueden arrastrar con ellos víboras, culebras y arañas, entre otras alimañas.
    La advertencia no es en vano, ya que el martes por la tarde en la zona del ex balneario municipal, hoy cubierto de estas plantas flotantes, fue encontrada entre camalotes y escondida tras una piedra, en las escalinatas, una yarará. Personas que estaban en el lugar visualizaron a la peligrosa víbora que medía 1.25 m. de largo, -según fuentes de Defensa Civil- y evaluando su peligrosidad, le arrojaron piedras hasta inmovilizarla. Personal de Prefectura que andaba por el lugar llamó a Defensa Civil y Bromatología quienes se hicieron cargo de la situación y terminaron dando muerte a la yarará moribunda.
    Claudio García, Director de Defensa Civil municipal reiteró que se debe tener precaución al andar por la costa, que las escalinatas del balneario fueron clausuradas lo mismo que el puente que conduce a la pequeña isla lindera por ser peligroso transitar por allí. Por ahora no se puede hacer nada con la acumulación de camalotes porque hasta mediados de febrero seguirán descendiendo por las aguas hacia el Río de la Plata, recién cuando se normalice la situación, se podrá empezar a limpiar la costa.
    SOBRE LAS YARARAS Y OTRAS VIBORAS
    Con la llegada de la creciente, como ocurre en estos meses, también llegan las noticias de “invasiones” de ofidios en zonas donde normalmente no se detectan. Sin embargo, cuando crece el río, estas poblaciones de ofidios se ven desplazadas de sus refugios naturales y se desplazan.
    Podrían llegar a hallarse especies como la yarará grande, o ejemplares de yarará chica.También es común ver algunas culebras, como las ojos de gato, pero que no son tan venenosas como las yararás. Además, hay culebras acuáticas que pueden llegar a ser agresivas, pero que no son venenosas, como la ñacaniná y la falsa coral de esteros, que suelen causar temor, pero que son inofensivas.
    Los especialistas hacen algunas recomendaciones en caso de encontrar yararás: “Son víboras venenosas, por lo cual hay que acudir a un médico lo más rápido posible, porque hay que aplicar suero antiofídico. Sin embargo, no significa que una persona mordida corra riesgo de vida inmediatamente”, aclararon.
    “Si uno se encuentra con una yarará no hay que interactuar con ella. La gente tiende a matarlas, lo cual es más peligroso que evitarlas, porque los animales tienden a defenderse y atacar. Si uno no les hace nada, es probable que ellas tampoco”.
    Las mordeduras de yarará ocurren desde la rodilla hacia abajo por eso se recomienda evitar transitar en zona de camalotes, ya que allí son menos visibles. En caso de ser mordido hay que trasladarse urgente a un centro de asistencia médica. No usar torniquetes, ni aplicar cortes, que podrían producir hemorragias porque las yararás aplican un veneno anticoagulante.
    Estos animales tiene su rol en el ecosistema el cual es regular la población de roedores, y las ratas son vectores de muchas enfermedades para los humanos, un problema más relevante que el de las mordeduras de serpientes, que registran un bajo índice.

    El ex balneario estará clausurado al público.

    El ex balneario estará clausurado al público.

    La yarará, un víbora para respetar.

    La yarará, un víbora para respetar.