• Hoy 25 - Zárate - 19.1°
    • Lluvia
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 98%
  • Valiente, un ciervo de los pantanos rescatado, volverá a su hábitat

    27/2/2016

    Después de cinco meses de recuperación y cuidados, el miércoles próximo lo liberan en el Delta; tiene alrededor de seis meses. Fue encontrado el 22 de octubre del año pasado personal del establecimiento “El Oasis”, de la compañía forestal Arauco Argentina, en Campana. Tenía alrededor de un mes y estaba echado sobre la tierra. Era un pequeño ejemplar de ciervo de los pantanos, una especie considerada monumento natural del Delta, sin la madre a la vista.
    Activaron el protocolo de emergencia creado por el comité científico técnico del Proyecto Pantano, el primer esfuerzo integral y multidisciplinario en el que participan productores y empresas forestales para recuperar la población de este animal, el mayor ciervo autóctono de América del Sur. Lo aislaron para evitar el ataque de perros y, en cuanto los referentes del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) acudieron a rescatarlo, se decidió su traslado urgente al Centro de Recuperación de Especies Temaikén (CRET), fundación que colabora con el proyecto.
    En su corral del CRET, Valiente, como lo bautizaron los visitantes al bioparque y sus seguidores a través de Twitter, renguea levemente mientras pasea muy tranquilo al abrigo de la mirada humana.
    Los cuidados de los últimos cinco meses se hicieron poniendo un énfasis especial en que se encontrara en un ambiente lo más parecido posible al que encontrará en la naturaleza y en que no tuviera contacto con las personas que se ocupaban de su alimentación y tratamiento para evitar un acostumbramiento que lo pusiera en desventaja en la vida silvestre.
    Valiente llegó al hospital veterinario del CRET en estado crítico. Tenía una fractura en una pata y la cadera dislocada, le colocaron un yeso y lo operaron para reparar la luxación.
    Después de cinco meses de recuperación, el miércoles Valiente será trasladado al corral de “presuelta” construido por cuidadores de Temaikén en el mismo lugar donde fue encontrado, un espacio cuadrangular de aproximadamente 40 metros de lado, delimitados por una malla metálica con una media sombra.
    El mismo corral ya fue utilizado en la liberación de una hembra, Yasí, y permite que los ciervos se habitúen al ambiente, se alimenten de vegetación natural y desarrollen comportamientos propios de la especie. Mientras tanto, se les hace un seguimiento meticuloso con cámaras trampa donde pasa un mes o más. Cuando se lo libere, Valiente llevará prendido en su su oreja un transmisor VHF, que emite una señal de radio, y que permitirá monitorear sus movimientos durante un año.

    Valiente, el ciervito de los pantanos.

    Valiente, el ciervito de los pantanos.