• Hoy 29 - Zárate - 32.7° / 34°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 32%
  • Ecos del Festival del Tango

    1/3/2016

    El Sexteto Mayor es el conjunto de tango instrumental de mayor suceso en el mundo que lleva ya 43 años actuando en los escenario nacionales y de varios países del mundo (hasta se presentó en el casamiento de la hoy reina de Holanda, Máxima Zorraigueta), fue parte del más importante show tanguero internacional “Tango Argentino”, tocó 2 meses en el Chantecler de París y llegó a actuar en el Partenón en Atenas.
    Fundado por Pepe Libertella y Luis Stazo, en la actualidad, conviven en el Sexteto Mayor representantes de tres generaciones de grandes solistas, que le imprimen al sonido del mismo la fuerza poderosa que lo caracteriza.
    Está integrado hoy por: Fulvio Giraudo en piano; Enrique Guerra en contrabajo; Luciano Sciarretta en bandoneón y Horacio Romo en bandoneón y dirección, el histórico del grupo, el violinista Eduardo Walzack y Pablo Agri quien reemplazada al maestro Mario Abramovich fallecido en 2014.
    No es la primera vez que la mística interpretativa del Sexteto Mayor se hace percibir en Zárate, y el domingo pasado fue el número de cierre del festival de tango.
    Acerca del show instrumental que ofrecieron en el Homero Expósito, el Sexteto fue impecable en su interpretación del tango, lo que siempre los hace únicos. Falló la elección de la cancionista, no era Sandra Mihanovich la intérprete adecuada para cantar junto a semejante talento musical. Poco segura con la letra de tangos super clásicos, se la notó no muy cómoda incluso gestualmente. Aunque afinada, Sandra, a diferencia de la otra Sandra, la Guida, que la precedió, pasó sin pena ni gloria por el escenario, mientras muchos lamentaron esto pues el Sexteto Mayor requería un cantante con más fuerza y talento que acompañara a esos magníficos violines y bandoneones que estremecieron el escenario, como nuevamente lo hicieron.

    “TANGO CORRUPTO”, LA REVELACION
    La revelación de la noche del domingo en el anfiteatro Homero Expósito, fue “Tango Corrupto”, convengamos en que el título ya es un hallazgo, y aunque los tangueros clásicos no todos coincidan resultó ser una jugada, ocurrente y atractiva. Este espectáculo (¿tanguero?) fue un show en sí mismo que vino precedido por varios premios y que se reeditará en la sala del Tabaris, en Buenos Aires, el próximo 16 de marzo.
    La presentación no fue un mero popurrí de canciones, tuvo varios condimentos remarcables: la infalible dirección de Julio Panno; la actuación de “la dama del musical” Sandra Guida (la estrella de “Chicago” y de otras tantas comedias); la adaptación de clásicos de otros géneros con ritmo de dos por cuatro como la apuesta a canciones desde Gaby, Fofó y Miliki y Xuxa hasta intérpretes de cumbia, o traducciones de canciones de rock y pop. En resumen, no fue un presentación para tradicionales del tango, que tal vez vieron como una trasgresión a este show en el escenario del Homero Expósito.
    Pero esto es arte, y el arte es en sí mismo es trasgresión y se vivieron momentos especiales cuando los artistas Oscar Lajad, Sandra Guida y Sebastián Colavita estuvieron juntos, bailando y cantando en el escenario que pareció entrar en ebullición. Mientras al fondo, pero en el sentido musical bien adelante, cuatro músicos (pianista, contrabajista, violinista y acordeonista), extrajeron sonidos con pasión de sus instrumentos.
    Lajad sabe improvisar, aunque tenga todo bien y muy estudiado, los quiebres y las entonaciones. Sabe que la primera sorpresa no son los acordes de la mini orquesta sino los versos que salen de su boca. Es hábil para contar anécdotas de su Salta natal y sabe transpirar el traje a la hora de cantar y bailar.
    Tango Corrupto reivindicó canciones populares que nunca han sido consideradas poéticamente “profundas” y que el trovador Oscar Lajad, redescubrió en sus versos la profundidad del lenguaje ocultado debajo de músicas pegadizas.

    Sandra Mihanovich cantando con los músicos del Sexteto Mayor.

    Sandra Mihanovich cantando con los músicos del Sexteto Mayor.