• Hoy 31 - Zárate - 7.2° / 9°
    • Despejado
    • Presión 1028 hpa
    • Humedad 75%
  • Las colectoras siguen siendo un lugar peligroso para circular

    22/6/2016

    Tradicionalmente, y más allá de su función, las calles colectoras de la Ruta Panamericana fueron espacios destinados para que los automovilistas principiantes practiquen sus primeras maniobras en función de obtener el registro de conducir. Hoy esta actividad sigue teniendo lugar allí pero las circunstancias ya no son las mismas de aquellas calles colectoras deshabitadas, de hace 15 o 20 años, donde se podía generar este tipo de prácticas. En la actualidad muchos barrios cerrados, countries y barrios residenciales se ubican sobre estas colectoras y de allí surge la necesidad controlar la actividad de automovilistas principiantes en estos ámbitos y que, a la par, se disponga de un circuito para el aprendizaje del manejo.

    Colectoras sin mantenimiento

    En primera instancia se trata de calles vecinales que no están mantenidas y que le correspondería a Vialidad Nacional, o sea del Estado nacional. Pero lo que sí es responsabilidad del Municipio es la seguridad vial de todos los vecinos en el territorio. Zárate se expande hacia el oeste, hacia la Panamericana, y hoy muchas familias están viviendo allí, entre baches que presentan estas arterias vecinales, falta de iluminación en todos los distribuidores que conectan la autopista con la ciudad. Estos son el km 103; el acceso principal a Lima; Las Palmas; Parque Industrial, Antártida Argentina y Ruta 193.

    Otra de las circunstancias que transforman a las colectoras en lugares marginales por la desidia del Estado, en todos sus niveles, es la basura; donde gran parte también es producto de vecinos inescrupulosos que siguen arrojando allí todo tipo de desechos.

    Entonces, a la par de los reclamos de usuarios sobre la falta de iluminación en la Panamericana, la construcción de un tercer carril, la revisión de toda la señalética, la terminación de las obras iniciadas, la colocación de alambrados para evitar accidentes y muertes de animales sueltos; ahora se le suma el reclamo de mejorar las calles colectoras y la limpieza de los basurales clandestinos.

    Presencia de automovilistas principiantes

    Por otro lado, surge la necesidad de evitar que automovilistas principiantes continúen circulando por estas calles colectoras. Por lo tanto lo que sí puede hacer el Municipio es ofrecer un lugar seguro para intensificar sus prácticas, dado que se torna muy peligroso manejar en las calles de la ciudad, ante el crecimiento del parque automotor, en las calles colectoras a la Panamericana, por el marcado aumento poblacional que tuvieron estas zonas y la proliferación de barrios residenciales, y por la falta de mantenimiento que presentan estas arterias vecinales.

    El propio Municipio reconoce que una pista de manejo o un circuito destinado a estas actividades es imprescindible en función de continuar y darle una cierta coherencia a los programas de educación vial aplicados en escuelas secundarias de la ciudad.

    Lo cierto es que hoy las colectoras ya no son lugares para que conductores inexpertos realicen sus primeras maniobras ante un amplio registro potencial de accidentes que pueden ocurrir, producto de los baches, muchos vecinos que salen a caminar y correr a la vera  de los vecinales y la falta de iluminación.

    La colectora de la Ruta 9.

    La colectora de la Ruta 9.