• Hoy 10 - Zárate - 12.1° / 15°
    • Nublado
    • Presión 1020 hpa
    • Humedad 81%
  • El Tribunal de Cuentas volvió a multar al Ejecutivo municipal

    16/8/2016

    Luego de un minucioso análisis del ejercicio económico- financiero municipal del año 2014, el Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires elaboró un informe con diversas irregularidades “administrativas y legales” detectadas en licitaciones de obras, falta de documentaciones, desprolijidades en pagos o contrataciones y una evidente “falta de información pública” en cuanto a la publicación del digesto municipal.
    Fue por ello que multó a varios funcionarios; en principio entre los multados se encuentra el intendente Osvaldo Cáffaro con $30.000 mientras que Ríos y Giménez deberán pagar $5.000. Esto lo tendrán que hacer con dinero de su propio bolsillo.
    También fueron sancionados Rosalía Zárate, Jorge Rocchi, la Contadora Marisa Soria López, Claudio Gregoris y Elsa García Cosentino, entre otros que ya no están como Alan Fortune, Andrea Ilacqua y Osvaldo Caccaviello. En 130 páginas, 23 artículos y 17 vistos y 9 considerandos, el largo informe detalla una serie de irregularidades que el Intendente y los funcionarios municipales realizaron, de las cuales algunas todavía no resolvió.

    Irregularidades detectadas
    En primer orden el Tribunal de Cuentas advierte que la municipalidad no aplicó el sistema informático RAFAM (Reforma de la Administración Financiera en el ámbito Municipal); obligatorio desde el año 2008 para todas las municipalidades. Se trata de un programa informático online que permite gastar eficientemente y hacer un seguimiento del gasto en sus distintas etapas. “Puertas adentro” de la municipalidad permite monitorear el gasto diario y en tiempo real de cada área.
    Otra de las irregularidades es la falta de un digesto municipal con todos los decretos y las resoluciones municipales. Según la Ley Orgánica de las Municipalidades es obligatorio y se debe confeccionar, como mínimo, una vez por mes y se pondrá en conocimiento a la población como también deberá incorporarse a la página web municipal.
    En tercer lugar el Tribunal detectó “órdenes de compra extemporáneas”, o sea se contrató un servicio, “fuera del tiempo de prestación efectiva del servicio o alquiler. Esto se vino registrando desde el año 2008 hasta el 2014”, agrega el informe.
    Además advierte que el Ejecutivo municipal no envió los contratos con estos proveedores, ubicados en el rubro “servicios no personales”, para un análisis detallado.
    Otro de los puntos que señala irregularidades el informe es sobre la contratación de profesionales de la salud, los cuales deben estar incorporados a la plantilla del Ejecutivo municipal de forma permanente o transitoria; “siendo factible la contratación de profesionales médicos para cubrir un servicio determinado o guardias, bajo la figura de locación de servicios excepcionalmente”. No obstante, el Tribunal de Cuentas indica que el municipio contrató todos los servicios de profesionales de la salud mediante contrato de locación de servicios.
    Por otro lado, y según el descargo del propio intendente Cáffaro, admite que el Ejecutivo municipal no cuenta con profesionales de la salud en planta permanente desde el 2012; “sin haberse adoptado medida alguna para revertir tal situación”, aclara el Tribunal de Cuentas, confirmando la irregularidad.
    Por último pone en relieve la falta de libros de resoluciones y decretos municipales y la inexistencia de un libro de contratos y licitaciones públicas de obras.

    muni

    A %d blogueros les gusta esto: