• Hoy 1 - Zárate - 9.8° / 13.7°
    • Despejado
    • Presión 1024 hpa
    • Humedad 59%
  • Difunden instructivo para evitar ser víctimas de secuestros virtuales

    15/10/2016

    Desde la Municipalidad de Zárate elaboraron un instructivo para difundir entre la comunidad, a fin de prevenir la modalidad delictiva conocida como “Secuestros Virtuales”. Allí, se explica cuales son los mecanismos utilizados por los delincuentes, cómo identificar el delito y cómo actuar en caso de ser víctima de esta modalidad.
    Los “Secuestro Virtuales” son hechos que se inician a partir de una llamada telefónica, por lo general de un número no identificado, en la que se simula el secuestro de un familiar o conocido de la persona que atiende el teléfono, con la finalidad de forzar la entrega de dinero u otros objetos de valor como “rescate”.
    A diferencia de los secuestros reales, nadie se encuentra privado de la libertad ni corre riesgo físico alguno. En estos casos, la víctima es la persona que recibe la llamada telefónica. El autor de este delito se comunica telefónicamente con la víctima que recibe el llamado y simula el secuestro de un familiar o conocido. La mayoría de estos llamados son realizados por varones, a teléfonos fijos, y se registran entre la medianoche y las 5 de la mañana.
    La persona que realiza la llamada, suele carecer de datos precisos sobre la persona cuyo secuestro aparenta, por eso se encuentra especialmente atenta a que el que recibe el llamado telefónico se los proporcione. Quien realiza la llamada intenta que no se corte la comunicación telefónica para no darle a la víctima del llamado la oportunidad de chequear la situación de la persona cuyo secuestro se simula. En muchos casos, la víctima que recibe la llamada tiene la sensación de escuchar la verdadera voz de un familiar o conocido que le pide auxilio, no dejarse llevar por el miedo, ya que este factor alimenta al delincuente en este tipo de modalidad delictiva.

    Precauciones para evitar ser víctima de los denominados “Secuestros Virtuales”
    Usualmente se solicita el pago del “rescate” en las inmediaciones del domicilio de la víctima. En la gran mayoría de los casos se simula directamente un secuestro, pero puede ocurrir que el engaño comience con el supuesto accidente de un familiar o allegado. En estos casos, se finge llamar desde un hospital o comisaría para lograr obtener más información de la supuesta víctima, y después se exige el pago de un “rescate”. No brindar por teléfono información que permita su identificación o la de su familia. Si un niño atiende el teléfono, supervise que no aporte sus datos personales ni de su familia y que la llamada la continúe una persona adulta. Converse sobre esto con todos los integrantes de la familia.
    En caso de recibir este tipo de llamado de secuestro virtual, intente desde otra línea telefónica verificar que su familiar o allegado se encuentre bien. Es importante solicitar al que llama, el nombre y apellido del familiar o allegado que supuestamente está secuestrado o en emergencia, así como la descripción física, información de la vestimenta, el lugar y las circunstancias del suceso que habría padecido.
    Si recibe un llamado de alguien que dice pertenecer a una fuerza de seguridad o trabajar en un hospital, solicite sus datos personales, cargo, lugar donde trabaja, nombre de su superior y una vía de comunicación directa, todo este pedido de información desalienta al delincuente para continuar con esta modalidad delictiva, por lo general termina cortando el llamado.

    Denunciar es importante
    Denuncie inmediatamente lo ocurrido al 911 o a la seccional policial más cercana. La denuncia es fundamental en todos los casos, aun cuando se evitó el engaño, porque permite investigar y prevenir esta modalidad delictiva.

    Cuento-del-tio