• Hoy 22 - Zárate - 14.1° / 14.6°
    • Lluvia
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 79%
  • Además del aumento tarifario en la luz los usuarios recibirán un recargo

    8/5/2017

    El gobierno nacional y provincial desarrollan algo prácticamente inédito en las estrategias políticas de los partidos tradicionales, aumentar los impuestos y la presión impositiva sobre el conjunto de la población en un año eleccionario. Lo “inédito” proviene desde la certeza que el propio presidente Macri ha expresado públicamente, “que la energía eléctrica sigue siendo barata en función del contexto latinoamericano y de lo que vale en la realidad la producción de tal servicio”; destacando que el “sinceramiento tarifario” lo debieron realizar por culpa del gobierno kirchnerista que durante cinco años no “tocó el cuadro tarifario”; aplicando en su lugar un arbitrario esquema de subsidios. Precisamente ese desfasaje propuesto en la matriz económica anterior provoca que hoy los propios ciudadanos deban pagar un aumento anual de entre el 25 y el 30% de la electricidad hasta lograr alcanzar un “valor real” de la tarifa, en el marco de la política energética y económica del actual gobierno nacional.
    Este año el gobierno nacional decidió aumentar las tarifas eléctricas un 30% en todo el país con la entrada en vigencia del nuevo cuadro tarifario anunciado por el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren. Sin embargo el gobierno provincial no ratificó esta suba; por lo tanto a todos los distribuidores de la provincia les llega un aumento del 30% en sus facturas para abonarle a la empresa estatal mayorista del Mercado Eléctrico (CAMMESA) pero no puede trasladar este aumento a los usuarios zarateños debido a que la provincia todavía no aprobó tal “tarifazo”.
    El viernes pasado fueron convocadas todas las cooperativas a La Plata para anunciarles que el Estado bonaerense aprobará los aumentos y que esta semana se publicará en el Boletín Oficial de la provincia un nuevo cuadro tarifario. Por lo tanto, y tal como anticipó la Cooperativa Eléctrica local, esta semana será clave para que el gobierno provincial indique cómo cobrar los aumentos.
    Cuando se habla de reglamentar, o ratificar los aumentos, se habla de un cuadro tarifario, un esquema por el cual se les informa a las cooperativas y a las empresas bonaerenses cómo deben cobrar esta suba para cada categoría. Hay que destacar que la premisa que persigue el gobierno nacional es que “pague más quien consume más” pero las cifras que se están manejando para las categorías más bajas ronda entre un 25 y un 30%, para los usuarios domiciliarios.
    Durante todo este tiempo la Asociación de Prestadores Eléctricos bonaerenses (Apeba), entidad que nuclea a la mayoría de las 200 cooperativas que prestan servicio en el interior provincial, está “presionando” para que el gobierno provincial tome una definición sobre el aumento propuesto por Nación, dado que desde el primero de febrero hasta el corriente mes, llevan cuatro meses “trabajando a pérdida”.
    Además del aumento, habrá un “recargo”
    La decisión política del gobierno de Vidal de no reglamentar y aprobar los aumentos aplicados a nivel nacional en febrero, provocó un desfasaje financiero en las cooperativas, es decir nuevas deudas con CAMMESA.
    Un ejemplo de esto se puede encontrar en la propia Cooperativa Eléctrica local, donde el Consejo de Administración decidió pagar un porcentual de las facturas que llegan. El titular de la CEZ, José Luis Mangini, explicó que la mayoría de las cooperativas del interior bonaerense siguen pagando facturas a CAMMESA con precios del año pasado, como si no hubiese sucedido un aumento en febrero. Esto se debe a que el gobierno provincial todavía no definió la situación en la provincia y por ende no pueden trasladar el aumento a los usuarios. Por esta razón los usuarios zarateños pagan las facturas de Cooperativa Eléctrica con precios del año pasado.
    “En base al desfasaje financiero y el hecho de no poder hacernos cargo de la deuda generada por algo técnico que lo debe resolver la provincia, es que las cooperativas del interior pedimos un Índice de Corrección Mensual (ICM) para cobrar ese desfasaje generado a nivel financiero, en perjuicio de las cooperativas, en 17 o 18 cuotas. La idea es que no se vea afectado, aún más, el bolsillo de los usuarios por este desfasaje financiero que tenemos las cooperativas y que quizás no suceda en Zárate por la espalda financiera que tiene la CEZ en virtud de los grandes socios del Parque Industrial, pero en otras localidades del interior provincial la situación es muy complicada”, concluyó el presidente del Consejo de Administración de Cooperativa Eléctrica, José Luis Mangini.