• Hoy 20 - Zárate - 3.9° / 4.7&deg
    • Despejado
    • Presión 1025 hpa
    • Humedad 91%
  • Preocupación por la situación económica y laboral en la zona

    23/6/2017

    A comienzos de la semana, el Concejo Deliberante aprobó la Declaración de la Emergencia Laboral en el distrito, luego de una multitudinaria marcha encabezada por la Confederación General del Trabajo (CGT) Regional. En simultáneo, el intendente Osvaldo Cáffaro firmó el decreto que declara la emergencia.
    La marcha del pasado lunes, estuvo encabezada por distintos referentes gremiales, y por el Diputado Nacional Abel Furlán; al respecto, el dirigente metalúrgico refirió: “Este era el compromiso que habían tomado los concejales y el propio intendente”.
    Además, declaró que el acompañamiento brindado por el Concejo Deliberante y el Jefe Comunal “ha sido un apoyo muy grande para los trabajadores y el movimiento obrero; ojalá podamos contar con herramientas que terminen minimizando cualquier impacto del desempleo en la región”, donde aun hay un futuro incierto para los 200 puestos de trabajo en Carboclor, así como también para los trabajadores de Atucha y 170 de Lanxess.
    Por su parte, el secretario de Gobierno, Rosario Bay, explicó la firma del decreto que declara la Emergencia Laboral en el distrito, y sostuvo que “el Intendente creyó oportuno, para llevar tranquilidad a todos los trabajadores que se movilizaron, decretar la emergencia laboral en el partido. Esto implica una serie de medidas que se van a ir tomando en el transcurso de los días, por ejemplo, ofrecer como ámbito de diálogo ante cualquier tipo de conflicto laboral, la Secretaría de Gobierno para que, entre las partes, puedan tener alguna posibilidad de acercamiento. No va a reemplazar al Ministerio de Trabajo que es el que tiene que aplicar sus normativas”.
    Al mismo tiempo, el funcionario sostuvo que existe la posibilidad de llevar a cabo nuevas reuniones del Consejo Económico y Social (COES), a fin de abordar esta problemática. “Todas las medidas que sean necesarias para garantizar o promover el trabajo en la ciudad, se van a tomar. La Dirección de Asuntos Laborales que estaba vacante se va a recomponer, como así también se va a trabajar y recomponer el trabajo local. Nos preocupa lo que está sucediendo con el gremio de Uecara, porque próximamente van a quedar 137 trabajadores en la calle; los dirigentes gremiales nos manifiestan que hasta el momento no han tenido oportunidad de dialogar con Nucleoeléctrica. El Ministerio de Trabajo en este momento está de adorno, porque no se compromete a aplicar las medidas que tiene que aplicar para garantizar la paz social y los derechos de los trabajadores”.
    Finalmente, Bay concluyó: “Vemos con preocupación que el Gobierno Nacional está avanzando sin tener encuentra la paz social o cuántos trabajadores quedan sin su fuente de trabajo. Era de esperar que empezaran a movilizarse, el movimiento obrero no tiene vocación para la servidumbre y va a dar todo tipo de respuesta en defensa de los trabajadores”.

    “Estamos en emergencia laboral”

    Por su parte, el Intendente Osvaldo Cáffaro declaró ayer estar muy preocupado por el anuncio de la empresa Lanxess que cerrará a fin de año su planta industrial de Zárate y dejará más de 170 trabajadores en la calle. “Se habían prometido inversiones, y parece que la inversión consiste en echar trabajadores”, manifestó el Jefe Comunal.
    Luego, sobre el origen alemán de la empresa que cerrará sus puertas, Cáffaro indicó: “Me pregunto qué sentido tiene que visite el país la ministra Merkel si en lugar de invertir, bajaron la persiana de una empresa”.
    En diferentes entrevistas realizadas en medios nacionales, Cáffaro declaró que “las pymes mermaron su capacidad productiva porque dependen de las grandes empresas” y que “nos preocupa que haya un efecto dominó”.
    Luego de explicar la importancia que tuvo la empresa primero llamada Bayer y ahora Lanxess en el desarrollo del parque industrial zarateño, el Intendente señaló que “las inversiones no vienen solas, eso es un cuento de hadas, el Estado tiene que estar presente y tener un fondo de suspensiones como tenía el gobierno anterior”.
    Cáffaro manifestó que realizarán todas las gestiones a su alcance para intentar evitar que a fin de año 170 trabajadores se queden sin empleo. “Sabemos lo que prometió Macri y no cumplió absolutamente nada”, afirmó, y luego añadió que “estamos en emergencia laboral, lamentablemente sabíamos lo que se venía y vivimos en un contexto muy difícil, podemos hacer muchas cosas en lo local, pero choca con lo nacional”.
    El Intendente también declaró que intentará hablar con el ministro de Trabajo, aunque “jamás me devolvió un llamado con el tema de Atucha”, concluyó.