• Hoy 29 - Zárate - 9.8° / 10.8°
    • Nublado
    • Presión 1017 hpa
    • Humedad 92%
  • Otra empresa química se va de la ciudad: Rohm and Haas cierra y despidos empleados

    15/3/2018

    El cierre de la empresa TFL, en marzo de 2015, fue el inicio de una “sangría” de empresas químicas que paulatinamente fueron cerrando sus puertas y yéndose de Zárate y de la región. El motivo concreto desde diciembre hasta esta fecha fue la apertura de importaciones, lo cual permitió que muchas firmas se reestructuraran y en vez de producir en Argentina elijan focalizar su producción en otros países como Brasil y México.

    En aquel momento la química TFL despidió a 120 trabajadores tras el cierre de sus puertas en nuestra ciudad. Luego fue Quipro, en Campana, con el cierre en el mes de diciembre de 2016; Atanor de Baradero en mayo del año pasado y Carboclor, ubicada en Campana, que terminó despidiendo a 170 trabajadores en julio del año pasado a la par de acampe de trabajadores de la CGT y de la Uocra en la rotonda de acceso a nuestra ciudad. El corolario de un año negro para los trabajadores químicos fue Lanxess, quien en diciembre pasado cerró su planta en Zárate, dejando sin empleo a 170 trabajadores. A la par, la otra empresa de Campana que decidió reducir su plantilla de personal fue Bopp (ex Sigdopack) con 70 obreros, y se mantiene el conflicto laboral de Bunge, la firma estadounidense que planteó el despido de 170 empleados en enero pasado. Este conflicto se desarrolla en medio de rumores de que cambia de manos ante el interés de la compañía multinacional Archer Daniels Midland (ADM).

    Finalmente la otra planta que anunció oficialmente su retirada de Zárate es Rohm and Haas; que despedirá un total de 32 empleados químicos y otros 50 fuera de convenio.

    El total de su plantel de empleados quedará desafectado a partir del 31 de abril y desde la empresa han comenzado la etapa de cierre para liquidar las correspondientes indemnizaciones; por lo que ya no hay marcha atrás.

    “El tema de la retirada de Rohm and Haas es clara, según la propia empresa prefieren producir en Brasil, México y Estados Unidos y no en Argentina”, expresó Norberto Lubo, secretario General del Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas de la zona. Tras su cierre la empresa plantea tres meses de saneamiento ambiental de su planta y se retirará definitivamente.

    Rohm and Haas

    Se trata de una filial de The Dow Chemical Company, empresa que inició sus operaciones en 1957. Actualmente Dow Argentina opera a través de sus subsidiarias Dow AgroSciences Argentina S.R.L., Dow Química Argentina S.A., Rohm and Haas Argentina S.R.L. y PBBPolisur S.R.L.

    Particularmente la compañía química Rohm and Haas inauguró su planta local en diciembre del año 2000, con una inversión de de 20 millones de dólares. Su rubro fue la fabricación de materias primas para pinturas, adhesivos, detergentes y ceras.

    Respecto a Dow Chermical Company, cuenta con distintas plantas distribuidas en Bahía Blanca, Capital Federal, Colón y Zárate; de las cuales se desconoce si seguirán la misma suerte que la planta local.

    Cabe señalar que esta empresa prometió importantes inversiones en enero del 2016, en el marco del Foro Económico de Davos, donde le garantizó al presidente Mauricio Macri inversiones en Bahía Blanca y reglas claras para continuar invirtiendo en Argentina y exportar hacia toda América Latina.

    Conflicto laboral químico

    En otro orden de cosas, el sindicato químico advirtió sobre otros tres frentes de conflicto que aún no han tenido solución.

    “Hay tres plantas que hoy están paradas y en las que sostenemos un plan de lucha activo; en principio en Bayer hay un trabajador despedido sin justificación y es por eso que activamos un paro de actividades pero el ministerio de Trabajo bonaerense aún no intervino. También sucede lo mismo en la firma Agrofina, donde tenemos un trabajador despedido y 3 suspendidos y es por eso que la planta está parada desde el lunes y tampoco la cartera de Trabajo de Nación dictó la conciliación o intervino en el conflicto. Y una tercera empresa, Barcan, una empresa fraccionadora de componentes químicos situada a metros de la rotonda de acceso al Parque Industrial que también despidió a un trabajador químico y en virtud de ello fue que mantenemos un nuevo conflicto allí”, confirmó Norberto Lubo, secretario General del Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas de la zona.

    Químicos en la puerta del Ministerio de Trabajo.