• Hoy 20 - Zárate - 9.4° / 11.5&deg
    • Despejado
    • Presión 1022 hpa
    • Humedad 57%
  • El Concejo Deliberante aprobó la Rendición de Cuentas

    1/6/2018

    El Concejo Deliberante de Zárate aprobó ayer en una Sesión Especial, la Rendición de Cuentas del Ejercicio 2017.
    Durante la reunión, se debatirían tanto la rendición presentada por el Ejecutivo, como la presentada por el Concejo Deliberante. En el tratamiento en comisiones, la nota presentada por la gestión de gobierno tenía dos despachos: uno de mayoría por la aprobación de las rendiciones, y uno por minoría, que las desaprobaba.
    La oposición lanzó varias críticas a lo presentado por el Ejecutivo Municipal, y tal como ocurrió en otras oportunidades como en el tratamiento del expediente sobre Farmacity, el bloque Cambiemos volvió a mostrar disidencias internas en las posiciones tomadas por el espacio.
    Momentos previos al comienzo de la sesión, el comentario en los pasillos del Concejo Deliberante, adelantaba que el oficialismo alcanzaría los votos necesarios para la aprobación del expediente, dado que los concejales del PRO dentro del bloque Cambiemos (Guelvenzú, Unrein y Matzkin), se levantarían de sus bancas antes de la votación, en disonancia con el ala radical compuesta por Lavié, Gallea y Guehenneuf.
    En el debate suscitado en el recinto, fue el concejal de Unidad Ciudadana, Lucas Castiglioni quien tomó la palabra y disparó críticasespecíficas a la rendición presentada, haciendo hincapié en el reflejo de la gestión en Lima. Previamente, la concejal de Cambiemos, María Elena Gallea, había pedido la votación nominal.
    En sus palabras, Castiglioni adelantó que no acompañaría el expediente, dado que varias de las acciones previstas y presupuestadas por el Ejecutivo para la localidad, no fueron ejecutadas, brindando detalles de los principales cuestionamientos al Ejecutivo y a la rendición presentada. Más tarde, fue el turno del concejal Marcelo Matzkin, quien manifestó que ninguno de los dos despachos de comisión lo representaba, dado que su voluntad era desaprobar la rendición del Ejecutivo, y aprobar la del Concejo Deliberante. Por esta razón, pidió que conste en actas su posición, y junto a Julián Guelvenzú y Walter Unrein, abandonaron el debate y se retiraron del recinto, dejando el escenario en condiciones propicias para que el oficialismo cosechara los votos necesarios para la aprobación en general, sumando 9 votos a favor (siete de Nuevo Zárate, más José Bugatto y María Romero), 7 en contra (Lucas Castiglioni, Micaela Moran, Gustavo Morán, Silvio Zurzolo, María Elena Gallea, Irene Guehenneuf y Ángel Lavié). Tres ediles se habían retirado, y Marcelo Vaccaiani se ausentó a la sesión.
    LA JUSTIFICACION DE EDILES DEL PRO
    Los concejales del PRO en Cambiemos, Marcelo Matzkin, Walter Unrein y Julián Guelvenzú criticaron la Rendición municipal ya que consideraron que “el municipio no ejecutó partidas importantes para brindarle mejores servicios a los vecinos de Zárate y Lima”.
    “Nosotros decidimos levantarnos porque el reglamento interno no permite la posibilidad de abstenernos y nosotros sólo queríamos rechazar la rendición del Ejecutivo, pero si la del HCD”, explicó Matzkin.
    “La realidad es que el Ejecutivo municipal no invirtió en temas claves que tenia presupuestado como obras de mantenimiento para Lima, fondos para los CEPAM, Presupuesto Participativo, escuelas deportivas y políticas culturales. Se priorizaron los grandes eventos y se duplicó el gasto en publicidad oficial”, opinó Guelvenzú.
    “Entendemos que era la decisión correcta no participar de la votación”, agregó por su parte Unrein, quién destacó que si consideraban aprobar el gasto del HCD, por tratarse “en un 95% a erogaciones en personal y funcionamiento” del mismo.
    “Nosotros vamos a esperar que el Tribunal de Cuentas defina la legalidad del gasto, lo que definimos es en base a lo que evaluamos sobre las prioridades que tuvo el intendente a la hora de definir en qué gastar el dinero de los vecinos”, concluyeron los ediles.

    La sesión de ayer: nueve concejales aprobaron el proyecto y siete lo rechazaron.