• Hoy 20 - Zárate - 3.1° / 5.3&deg
    • Despejado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 89%
  • Rigen los aumentos del mes de junio: el kilo de pan empieza a costar 65 pesos

    4/6/2018

    A nivel nacional las diferentes cámaras de panaderos han acordado aumentar el precio del kilogramo de pan.
    Si bien cada uno estableció diferentes precios todos los hicieron en el orden del 20 y el 25%.
    El pasado viernes los santafesinos que vayan a las despensas o a los supermercados verán en las góndolas que el precio del pan, infaltable en cada mesa, aumentó un 20%, llegando a 40 pesos el kilogramo.
    Por su parte, los panaderos mendocinos nucleados en la Asociación de Industriales Panaderos, decidieron realizar un nuevo aumento en el precio de sus productos en el orden del 15%, y el pan de 13 a 20 piezas trepó a $51.
    Tras las subas, en Córdoba ya cuesta $65 el kilo de pan y en Capital Federal se ubica en $55.
    En este caso, el problema es nacional; la bolsa de harina “000” pasó a costar 650 pesos y la “0000”, que muchos panaderos usan, cuesta 850 pesos. Un aumento del 150% desde febrero a mayo.
    A nivel local, el lunes pasado se llevó a cabo la reunión de un grupo nutrido de panaderos locales para consensuar una nueva suba. Cabe recordar que los propios panaderos locales acordaron incrementar el precio del pan el mes pasado a raíz de las subas en los servicios.
    El motivo es que la bolsa de 50 kilogramos de harina pasó de costar 210 pesos en febrero a 850 en abril, tal como se señaló anteriormente.
    Finalmente consensuaron llevar el precio del kilogramo de pan a $65 para la venta al público; cuando algunos panaderos de Capital Federal llevaron el precio de este producto a $90. Dicho por los propios panaderos, decidieron morigerar el aumento y fijarlo en $65 a la espera de ver cómo se desarrollan las próximas semanas.
    En el caso de Zárate el precio aumentará $20, pasará de 45 a 65, una nueva suba del 44% y que será aplicada a partir de hoy como “precio sugerido”.

    MES DE AUMENTOS
    Llegó junio y con aumentos. A los incrementos en cuestiones como los alimentos, que ya registran subas en góndola de cerca de 10%, se sumaron el transporte público y las prepagas.
    Desde este viernes rige el último tramo de subas anunciadas por el Gobierno para este año para el transporte público, en principio para trenes y colectivos.
    Por un lado el boleto de las líneas locales que costaba $10,75 pasa a costar $11,75; por lo tanto cuesta más caro circular por Zárate que por Capital Federal, donde el boleto mínimo es $10.
    Luego las tarifas del transporte público interurbano que valían $9,50 hoy cuestan $10,75 y los boletos de $10,25 cuestan $11,25.
    Respecto al tren Mitre, que hoy posee nada más que 7 frecuencias diarias a Capital pasó a $10 hasta Ballester y otros $6,75 hasta Retiro.
    En tanto el boleto directo a Buenos Aires que ofrece la línea 194 de Chevallier, pasa a costar, en promedio, 105 pesos.
    También Ya rige un nuevo aumento de 7,5% en el costo de las prepagas, que ya se habían encarecido en febrero un 4%.
    Durante el año pasado, el Gobierno había autorizado cinco incrementos en las cuotas: 5% en febrero, 5% en julio, 6% en agosto, 5% en septiembre y 6% en diciembre, un total del 27%, por encima de la inflación oficial de 2017, que fue del 24,7%.

    Aumenta el pan en las panaderías locales.

    AUMENTARON LOS COMBUSTIBLES
    El titular de la Cámara de Empresarios de Combustibles ratificó el aumento de los precios finales de las naftas y el gasoil, que aumentarán hasta 5% y 4,5%, respectivamente, en todo el país como parte de la reformulación del Acuerdo de Estabilidad de Precios que alcanzó a comienzos de mayo el Gobierno con las empresas YPF, Shell y Pan American Energy.
    “Se indujo a error a la gente diciendo que no iba a subir, cuando debía saberse que el 1 de junio iba a haber un incremento por el mayor impuesto que grava a los combustibles”, expresó Raúl Castellanos. Y agregó que “es un 5% más de lo que costaba antes” el aumento.
    El impuesto a los valores líquidos generó este último incremento, que generó “cierto malestar” en las compañías petroleras. “A la gente no le interesa si aumenta porque subió el petróleo o porque subió el impuesto, a la gente le importa cuánto tiene que pagar cuando carga nafta”, sentenció.
    Las petroleras dispusieron un aumento de entre 4,5% y 5% para los combustibles, que se aplica desde el sábado pasado. Y habrá otro de 3%, a partir de julio, tras el fracaso del acuerdo para mantener congelados los precio de los combustibles, que estaba anunciado para durar dos meses, apenas pasó los 30 días.
    Desde el primero de enero rige la libre disponibilidad de las petroleras para fijar los precios de los combustibles en función de las variaciones de mercado, a pesar de lo cual el año pasado lograron incrementar en torno al 30% sus precios, varios puntos arriba de la inflación.