• Hoy 20 - Zárate - 6° / 6.3&deg
    • Nublado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 85%
  • La Escuela Primaria Nº 1 también ofrece merienda

    18/6/2018

    Desde el mes de marzo que el ámbito escolar está atravesando una situación de malestar e incertidumbre ante una resolución del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, cartera bonaerense que administra el Servicio Alimentario Escolar (SAE), que obligó a todas las escuelas a brindar una merienda obligatoria en el marco de un programa de “Universalización de desayuno y merienda”. No se trata reforzar la merienda ya brindada, o extender el servicio a las escuelas secundarias, sino que este nuevo servicio alimentario se otorgará en escuelas céntricas y en otros colegios cuya matrícula no estaría necesitando de esta merienda obligatoria.
    Actualmente las escuelas que están brindando el “MC”, o sea este nuevo servicio de merienda, son las siguientes escuelas primarias; Nº3 (Centro), Nº6 (Villa Fox), Nº 7 (Almirante Brown), Nº 10 (Centro), Nº28 (San Jacinto), 31 (Lima) y 37 (Unidad Académica Zárate, ex Colegio Nacional). Y en los últimos días se incorporó la Escuela Primaria Nº 1, quien deberá ofrecer también este servicio.
    Desde la presidencia del Consejo Escolar se mostraron en contra de este proyecto dado que dichos establecimientos educativos primarios no cuentan con infraestructura para llevar a cabo este servicio alimentario y sus directivos se mostraron en amplio desacuerdo con la medida. Como respuesta, el ministerio de Desarrollo Social dio la alternativa de entregar una “vianda saludable”, en vez de preparar un mate cocido o té con leche en una cocina. Algo que tampoco es factible porque los colegios carecen de heladeras o freezers para almacenar productos.
    A raíz de esta situación los directivos de estos colegios enviaron una serie de reclamos al consejo escolar y este mismo organismo giró todos los pedidos a La Plata, a la espera de una respuesta urgente pero que aún no llegó.
    Finalmente se decidió entregar jugos y leche chocolate en cajitas y galletitas, cumpliendo con la resolución provincial.
    Finalmente, y respecto al “acto pedagógico” en el cual deben entregarse estas meriendas no fue clara la propuesta de la Dirección General de Cultura y Educación hacia los docentes y de qué manera se está instrumentando en la actualidad.
    Por último todas las escuelas que incorporaron este servicio de merienda lo están llevando a cabo en las propias aulas, haciendo un impasse en la clase diaria para que los alumnos consuman estas viandas.