• Hoy 20 - Zárate - 9.4° / 11.5&deg
    • Despejado
    • Presión 1022 hpa
    • Humedad 57%
  • El 27% de los zarateños todavía no tiene cloacas

    19/6/2018

    El desalentador panorama trazado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2011, pone el ojo en el drama que padecen millones de personas, y que en nuestro país impacta sobre la calidad de vida actual y futura de buena parte de la población.
    Conscientes de la gravedad del problema en Argentina, organizaciones civiles, investigadores y empresas unieron esfuerzos para crear un mapa interactivo, que brinda datos e indicadores estadísticos sobre la realidad del país, la provincia de Buenos Aires y los municipios.
    La herramienta, denominada Programa del Agua, fue creada por la iniciativa SedCero, las fundaciones Plurales y Avina y los institutos Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y de Estudios sobre Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Quilmes.
    En números, al 31 de diciembre de 2016 y de forma general, el 45% de los habitantes del territorio bonaerense no accede al servicio de desagües cloacales. Además, 239.000 hogares tienen serios problemas de saneamiento (carecen de cloacas, pozo ciego y cámara séptica). Si se toma solamente la conexión a red cloacal, están privados de ese servicio 7,6 millones de personas.
    Las cifras sobre acceso a la red de agua potable en la provincia de Buenos Aires también indican que sólo el 71% de los hogares cuenta con ese servicio (o sea, 3 de cada 10 no cuentan con agua potable en las canillas de su casa), mientras que un 22% accede al líquido vital desde una perforación en el terreno.

    La situación de Zárate
    Este informe interdisciplinario retrata las carencias del país, la Provincia y los municipios en agua potable y cloacas; al mismo tiempo que traza una radiografía distrito por distrito.
    Si bien no son cifras oficiales, concluye que en nuestro distrito la población sin red pública de agua potable en zona urbana es del 11,38% y que la población sin cloacas de red pública en zona urbana asciende al 27,11% tomando como universo poblacional a 124.342 habitantes. De acuerdo a estos números más de 33.700 vecinos carecen de cloacas en la zona urbana, sin contar la periferia o la zona rural.
    En enero de 2017 la subsecretaría de Tierras, Vivienda y Hábitat bonaerense difundió un relevamiento oficial que confirma que en la Provincia existen unos 1.585 barrios caracterizados como villas y asentamientos, en donde moran 419 mil familias, distribuidos en 83 de los 135 partidos que conforman Buenos Aires.
    La principal característica que reúne a estos vecindarios es la irregularidad sobre la titularidad de las tierras y la carencia de uno o de todos los servicios públicos esenciales.
    Respecto a Zárate, la subsecretaría de Tierras, Vivienda y Hábitat cuenta con 22 asentamientos; San Nicolás 15 y Campana 10.
    Estas cifras son parecidas con los datos relevados de la ONG Techo; entidad que en noviembre de 2016 actualizó un informe de 2013; contabilizando 25 asentamientos en Zárate, algo que coincide con los datos oficiales de la gobernación.
    Lo que no difundió el gobierno bonaerense es cuánta gente vive en estos asentamientos. De acuerdo al informe de Techo en “Villa Angus bajo” viven 500 familias; al lado está el “Barrio Hache”, con 80; el asentamiento ubicado debajo del barrio Reysol, en terrenos que donó Terminal Zárate a la municipalidad; allí hay 300 familias. Por otro lado está “La Ponderosa”, con 150 familias; una parte de barrio Pecorena con 480; luego el estudio ubica a 14 familias al lado de las vías del Mitre, entre Anta y Juan B. Justo. Uno de los asentamientos más grandes es “La Ilusión”, con 400 familias; 200 familias más en una parte de barrio Matadero, 50 familias en parte del barrio Cementerio; 800 más en un rincón del barrio María Auxiliadora; 50 familias en una parte de barrio Azcárate; una línea de viviendas sobre Pellegrini llamada “La Tablita” con 80 familias, a su lado y sobre Pividal “Los Olivos”, con otras 100 familias y con un alumbrado público confeccionado por los propios vecinos de forma precaria; parte de 6 de agosto con 90 familias, 350 familias de Villa Negri; “El Progreso” con 200 familias y uno de los asentamientos más nuevos, generado en el año 2013 “Unión y Fe 2” con 40 familias viviendo sin cloacas, luz, agua potable, sin recolección de residuos y sin alumbrado público. Luego marca otro asentamiento con el nombre de “Quinta Figueredo”, ubicado Laprida y Ascasubi, poblado por 120 familias y el predio con 28 lotes con servicio creado por el propio Estado municipal, a cuyos habitantes todavía les faltan las conexiones cloacales. Es por ello que a estas 29 familias se las incluye dentro de este informe. Frente a estos predios hay 250 familias en “La Esperanza”; al lado “Los Rosales” con 80 familias y parte de barrio Malvicino con otras 60 familias.
    Por otro lado menciona un asentamiento por Pellegrini, cruzando la Panamericana, llamado “Mi Sueño” con 60 familias, viviendo sin cloacas, debiendo realizar una perforación para el pozo de agua y con una conexión irregular a la energía eléctrica. Además teniendo que hacer el tendido eléctrico los propios vecinos para el alumbrado público. Al lado de la Unidad Académica Zárate se halla “Los Pomelos”, con 80 familias, el barrio Ferry, a la vera del Paraná, con 45 familias y sobre la Ruta 6, Las Violetas”, con 107 familias viviendo con una precariedad total, con pozos negros, sin alumbrado público y sin recolección de residuos.
    En el caso de Techo, también se tomó como parámetro la irregularidad de vecinos sobre la propiedad de la tierra y la carencia de un servicio público o de todos, como se presentan en la mayoría de los asentamientos.

    Obras cloacales en Villa Florida.