• Hoy 22 - Zárate - 14.1° / 14.6°
    • Lluvia
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 79%
  • Hasta la parroquia y la escuela toman medidas por la inseguridad

    12/12/2018

    El año termina como arrancó para los vecinos de Villa Fox en materia de seguridad: con robos de motochorros, con varios escruches (robos a viviendas mientras sus moradores no se encuentran) y muchos gastos extras para los propios comerciantes que deciden instalar alarmas, cierres eléctricos, rejas y candados adicionales.
    De hecho el corazón de Villa Fox está fijado por su Escuela 6 y la parroquia María de Nazarteh, que actualmente está siendo enrejada para mejorar la seguridad.
    El caso de esta iglesia ilustra la situación que padecen los vecinos; ya que el mes pasado tuvo dos episodios violentos que terminaron de ratificar la decisión de cerrar todo el predio.
    Uno de ellos sucedió en plena misa, cuando ingresó una persona al templo provocando la interrupción de la liturgia al comenzar a pedirle dinero a los fieles presentes. Luego se acercó al altar y allí debió ser retirado por fieles y colaboradores que estaban acompañando el desarrollo de la celebración.
    Otro hecho fue aún más violento y en una manifiesta “ocasión de robo”, cuando una persona se acercó a la parroquia buscando al sacerdote, y aprovechando que una catequista ingresaba al salón parroquial se metió dentro del predio con ella y luego reveló que se trataba de un asalto. Con tranquilidad, la catequista y otro colaborador parroquial lo trataron de calmar y lo fueron acompañando hacia la puerta. Una vez afuera, llamaron a la policía pero el patrullero no llegó rápidamente al lugar, y finalmente el intruso se retiró caminando, según los testigos, mostrando un avanzado estado de ebriedad.
    Estos hechos, según comentaron los vecinos, son habituales en todo el vecindario; de hecho la Escuela Nº6 fue asaltada meses atrás y aún hoy la Asociación Cooperadora sigue realizando rifas y eventos para mejorar las aberturas, las rejas y las medidas de seguridad.
    Otro problema que sigue presente son las paradas de micros; lugares que son aprovechados por delincuentes, especialmente motochorros, para desvalijar a los obreros que se dirigen a las diferentes fábricas a trabajar.
    El año termina como comenzó, con la indignación de muchos vecinos al ver que nada ha mejorado en la materia de seguridad en Villa Fox, pese a las reiteradas reuniones que se mantuvieron con representantes de las fuerzas de seguridad y ministeriales que solamente sirvieron para plantear preocupaciones, acumular algunas promesas, y mejorar en parte del patrullaje preventivo que sigue siendo insuficiente.

    Entre las remodelaciones, colocan rejas en la Parroquia de Nazareth.