• Hoy 24 - Zárate - 23.4° / 24.8°
    • Nublado
    • Presión 1019 hpa
    • Humedad 49%
  • Continúa el corrimiento del tendido de alta tensión

    25/9/2019

    En la mañana de ayer, el intendente Osvaldo Cáffaro junto a su equipo de gabinete y concejales, recorrieron la obra denominada “Seguridad eléctrica” que realizará el corrimiento del cableado de alta tensión en la zona oeste de la ciudad.
    “Es un día de mucha alegría poder continuar con esta obra, que estaba paralizada momentáneamente. Le agradezco a la empresa y al equipo, porque le pudimos buscar la vuelta al financiamiento, y al Concejo Deliberante que fue quien nos aprobó y autorizó con una ordenanza para poder ejecutar esto que venía con financiamiento en parte del Ministerio de Planificación en su momento, y hoy lo estamos haciendo con recursos propios”, describió el intendente Cáffaro durante la recorrida de obra en avenida Antártida Argentina y Calle 10.
    Cuando se planificaron los trabajos, el presupuesto oficial fue de 50 millones de pesos, pero con el paso del tiempo y la actualización correspondiente, el valor ascendió a 230 millones de pesos, de los cuales, una parte debió financiar el Estado Municipal.
    Para realizar el trazado del tendido eléctrico, se debieron firmar convenios con los propietarios de los terrenos por donde pasa el cableado; en el tramo ubicado hacia el sur de la obra que tiene un total de 2300 metros, se deberá realizar el corrimiento de las torres donde actualmente se encuentran habitando alrededor de 95 familias.
    “Es una obra muy difícil para un municipio, dependemos de la empresa, de nuestros técnicos y de Transba. Es imposible que un municipio pueda desarrollar este tipo de tecnología. Esto se compatibiliza con una avenida que acompaña la traza, para que nadie más pueda ocupar debajo de las líneas de alta tensión”, señaló el Jefe Comunal y agregó que “los materiales estaban comprados, eso se puso en duda porque hay gente que siempre sobrevuela la maldad. Hubo una serie de acciones por parte de la Justicia y hubo intereses oscuros detrás que trataron de perjudicar”.
    Actualmente, el Municipio cuenta con autorización del Juzgado Federal para avanzar con las tareas; “Dirá la justicia que es lo que está mal y cómo sigue esto. Queremos dar la cara después de todo lo que se dijo, los materiales estaban, y acá están colocados”, puntualizó Cáffaro.
    Por su parte, el ingeniero de la empresa C&E que lleva adelante los trabajos, Santiago Rottari, explicó: “La obra consta de una parte aérea y una parte subterránea. Consta de 26 piquetes, unos de hormigón y otros de acero. Es una obra muy importante, de mucha tecnología y muchos materiales comprados, fabricados y ensayados específicamente para esta obra. Tanto las columnas, como los cables, como los aisladores fueron diseñados por Transba, y nosotros los compramos a proveedores específicos. Teníamos acopiados los materiales, así que cuando reiniciamos pudimos ponerlos rápidamente”.
    Según describió, primero se realiza la colocación de la columna, la morsetería y luego el cableado hasta formar bien la estructura. Después se corta la energía, se empalman los cables y se habilita la línea. Una vez concluidas esas tareas, se inicia el desmontaje de las columnas reticulares viejas. Para todo eso, y contabilizando la asistencia de dos empresas especializadas en tendido eléctrico y tendido subterráneo, se ocupan un total de 80 personas de mano de obra.
    El secretario de Servicios Públicos, Pablo Giménez señaló por su parte que “fue un importante proceso social que encaró el intendente Osvaldo Cáffaro donde se explicó a los vecinos del barrio 6 de Agosto, como sería la obra”. En la misma línea, expresó el funcionario, “sin estos materiales comprados no se hubieran podido poner estas torres, por lo menos, en un año y medio más”. Según estimó, los trabajos deberían estar concluidos entre los meses de abril y marzo del año que viene.
    Por último, el secretario de Gobierno, Juan Manuel Arroquigaray, ponderó la realización de la obra, dado que fue pensada “en resguardo de los vecinos, sobre quienes pesaba una orden de desalojo porque estaban habitando bajo el tendido eléctrico. Para evitar ese desalojo, el Intendente tomó la decisión de encarar una obra de estas características, que se logra con un financiamiento a través de un convenio con el ex Ministerio de Planificación, donde se hizo un primer desembolso en el 2013, con lo cual se compraron los materiales. Luego la obra se ve interrumpida porque se interrumpe el financiamiento por parte del Ministerio”.

    Para realizar el trazado del tendido eléctrico, se debieron firmar convenios con los propietarios de los terrenos por donde pasa el cableado