• Hoy 23 - Zárate - 23.2° / 24.1°
    • Nublado
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 40%
  • Veredas rotas por la expansión de raíces de los árboles

    26/12/2019

    Los peatones que a diario tienen que caminar por las veredas de la ciudad ya se han acostumbrado a hacerlo sin levantar la vista. Raíces de los árboles, obras en construcción, falta de mantenimiento del frentista, obras de las empresas de servicio, son algunos de los motivos más frecuentes de las aceras en mal estado.
    Lo cierto es que cada vez se hace más difícil caminar por las calles de la ciudad. El problema de las veredas rotas no sólo afecta el de un paisaje que afea la vía pública, sino que implica además un peligro potencial por la posibilidad de accidentes para los peatones.
    Son muchas las veredas en que las raíces de los ejemplares afectaron el nivel del suelo. La situación se da tanto en las zonas céntricas como en los barrios, y suele suceder con las especies de gran porte, ya bien crecidas y hasta añosas.
    Algunos ejemplos como en la Avda. Rivadavia, la calle Alem, Ameghino y otras en las cuales las hileras de ejemplares que se despliegan por las veredas todos de considerable tamaño que lograron desgarrar el suelo y con las raíces rodeadas de tierra levantada y restos de las baldozas.
    LOS VECINOS SE QUEJAN POR EL ESTADO DE LAS VEREDAS
    Es habitual que los vecinos reclamen por la falta de atención a los pedidos de remoción de árboles que se ramificaron por debajo de las veredas y que, en algunos casos, llegan con sus largas raíces hasta las viviendas.
    De acuerdo a los expertos, existe un catálogo de plantas que, por sus características en altura y ancho del tronco que son aptas para forestar los sectores más urbanizados.
    Distintas ciudades del país, como, siguen parámetros específicos a la hora de forestar la vía pública y en esos casos se tiene en cuenta la conveniencia o no de plantar determinadas especies por su nivel de crecimiento, pueden integrar el arbolado público es fundamental para que las raíces no revienten las aceras y las copas no interfieran en la visibilidad de las señales de tránsito, el alumbrado de la luminarias y donde todavía persisten los tendidos de servicios, que las ramas no choquen con los cables.
    Lo que suele pasar cuando las raíces de los árboles llevan mucho tiempo de expansión por debajo de la vereda es que terminan formando como una suerte de escalón que desnivela demasiado el suelo. Hay que contemplar también que las personas con problemas para desplazarse o de visión, sobre todo de noche, puede tropezarse y terminar muy lastimada
    La presión que ejercen las plantaciones sobre el suelo tiene que ver con el nivel de su desarrollo. Y en ese sentido, se plantean alternativas de solución que no necesariamente pasan por modificar el tipo de árboles que se coloquen en la vía pública.
    Hay quienes consideran como propuesta un cambio de las especies arbóreas que han caracterizado a nuestra ciudad sino también las baldosas de materiales con alguna porosidad o levemente perforadas permitirían el paso del agua, y así las raíces no se extenderían tanto en busca de ese líquido vital.

    Ameghino 730, un peligro para caminar. Pasaron gobiernos y autoridades de Pami pero todo sigue igual.