• Hoy 4 - Zárate - 8.1° / 8.9°
    • Nublado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 81%
  • Cáffaro recibió a un grupo de vecinos víctimas de los últimos hechos delictivos

    7/1/2020

    Alrededor de veinte vecinos se acercaron al Palacio Municipal en la tarde de ayer, para participar de una reunión con el intendente Osvaldo Cáffaro, a raíz de los numerosos hechos de inseguridad que acechan la zona.
    Se trata de un grupo de residentes del Centro, que durante los últimos días sufrieron diferentes hechos delictivos. Allí estuvieron Miguel Dalmasso, Rubén Treffinger, Carlos Ferrari, Fabio Maurizio, Miguel Tonelli, Osvaldo Piris, Eduardo Barral, Jorge Alonso, Amanda Ghessi, Miguel Ángel Ventura, Enrique Becerra y Ricardo Aiello, entre otros.
    El malestar de los vecinos no es poco; es que durante los últimos días, a los delitos predatorios callejeros como arrebatos o robos por parte de motochorros, se sumaron las “entraderas” y “escruches” en viviendas, que no solo tienen una pérdida económica y material, sino que también deja un remanente de temor que tiene que ver con la violación de la intimidad de las personas. Porque cuando los delincuentes se van de una propiedad, hayan estado o no sus ocupantes, el panorama es desolador: armarios revueltos, ropa desparramada, adornos y distintos elementos con valor sentimental rotos y desperdigados, y una total vulneración de la privacidad.
    En este marco, cuando los damnificados se concentraron en el hall de la Municipalidad recibieron la información que solo serían recibidos aquellos que habían sido convocados al encuentro “por cuestiones de espacio”, muchos de ellos quisieron cancelar el encuentro, pero desde el Ejecutivo finalmente cambiaron su actitud y pudieron ingresar la totalidad de los afectados presentes.
    Las expectativas eran concretas: conseguir una respuesta a lo que definen como una “zona liberada”. Algunos minutos más tarde, el propio intendente Osvaldo Cáffaro (quien se encuentra de licencia) junto a su secretaria privada, Lilian Burroni, abrieron la puerta para el ingreso de los vecinos. Ya en la reunión, de la que también participó el secretario de Gabinete, Juan Manuel Arroquigaray, fue presentado el titular del área de Seguridad, Gastón Otero. Paradójicamente, lo que más sobresalió fueron las ausencias, ya que allí no estuvo presente el titular de la Comisaría 1ra, ni del Comando Patrulla, ni de Prefectura Naval, así como tampoco escucharon a los vecinos los miembros de la comisión de Seguridad del Concejo Deliberante.
    COMPROMISO A APORTAR SOLUCIONES
    El intendente Osvaldo Cáffaro escuchó en una gran “catarsis” a los vecinos pero mostrando su impotencia para aportar rápidas soluciones al tema de la seguridad ciudadana. Señaló que la Policía no depende de él, que el Municipio cuenta sólo con la DPU con un acotado accionar.
    Una de las personas presentes refirió a LA VOZ que el intendente señaló que “es consciente de lo que está pasando y se comprometió en estos días a abocarse al seguimiento de las causas penales que están en la Fiscalía para ver si hay puntos en común y que luego los tendrá al tanto”. También aseguró que las cámaras de seguridad en la ciudad funcionan, aseveración que fue discutida por los presentes ya que dijeron, “nunca se pudo identificar o esclarecer algún hecho con este sistema”.
    También los vecinos hicieron hincapié en que se paga una tasa de seguridad –que ahora incrementó su monto- y se quejaron de la falta de contención de las víctimas por parte del Municipio antes estos hechos “nunca un llamado para preguntar qué pasó”, dijeron. Pero también hicieron notar al intendente que no sólo la inseguridad se marca por estos últimos hechos, sino que es una constante -desde hace tiempo- el accionar de motochorros, el desmantelamiento de autos a los que roban baterías y pasacasetes, el asalto a mano armada en la calle para apropiarse de celulares o carteras de vecinas, etc..
    “Cáffaro nos pidió también ayuda”, dijeron, para llevar el tema a la provincia, y mencionó en un momento la formación de un Consejo de Seguridad con los vecinos, (una iniciativa que nunca prosperó en tantos años de gestión y que ya existe en Zárate) o redactar alguna presentación conjunta para poder elevarla al Ministerio de Seguridad bonaerense que hoy conduce Sergio Berni.
    En síntesis, varias horas de reunión, y muy pocas expectativas de solución para un tema tan grave que conmueve a los vecinos agobiados por tantos problemas.

    La reunión se desarrolló en el Palacio Municipal.

    Cámaras de seguridad

    Uno de los temas planteados por el grupo de vecinos, y que comparte gran parte de la comunidad, refiere al estado y la utilidad de las cámaras de seguridad de la red de monitoreo municipal. Desde la Justicia, sostienen que a diferencia de lo que ocurre en comunas cercanas como Campana o Escobar, el material que se obtiene a través de las cámaras de seguridad de Zárate no conforma un gran aporte al desarrollo de las investigaciones.
    En las mencionadas ciudades aledañas –señalan- no solo cuentan con dispositivos en optimo estado, mantenimiento y con gran cobertura, sino que el servicio que prestan sus salas de monitoreo también marcan la diferencia puesto que a solicitud de la Justicia, las grabaciones suelen entregarse con gran cantidad de información complementaria, imágenes ampliadas y en buena definición, entre otros aspectos con los que en Zárate no se cuenta.
    Por su parte, el intendente garantizó a los vecinos que el sistema de monitoreo es optimo y que un gran porcentaje de los dispositivos se encuentran en funcionamiento.