• Hoy 25 - Zárate - 20.5° / 21.9°
    • Lluvia
    • Presión 1009 hpa
    • Humedad 95%
  • Declaró uno de los detenidos y los otros diez se negaron

    21/1/2020

    Pablo Ventura, el joven detenido en Zárate por su presunta participación en el crimen de Fernando Báez Sosa, negó ante la Justicia haber estado en Villa Gesell y dijo que no tiene nada que ver con el homicidio, durante su declaración indagatoria que se extendió durante 45 minutos ante la fiscalía a cargo de la investigación del caso.
    En tanto que más temprano su padre aseguró que su hijo estuvo en la ciudad de Zárate todo el fin de semana, que no participó de la golpiza en la que murió Fernando Báez y que tiene pruebas y testigos que serán presentados ante la Justicia. José María Ventura, padre de Pablo, sostuvo que su hijo no salió de Zárate durante el fin de semana, que no es rugbier sino que practica remo en un Club Náutico y sugirió que pudo haber sido involucrado en la causa por los otros detenidos, ya que su hijo había tenido un inconveniente con alguno de ellos tiempo atrás.
    “Hay filmaciones que se viralizaron en Internet, donde estamos con Pablo y mi esposa entrando el viernes a la noche a un restaurante de Zárate y nos estamos retirando a las 23. Después hay testigos, amigos de mi hijo, que estuvieron junto con él hasta las 3.45 de la madrugada y después hay vecinos que lo vieron entrar el coche en el garaje de mi casa”, dijo en declaraciones a la prensa al llegar a la fiscalía donde fue indagado su hijo.
    Ventura, quien adelantó que su hijo no iba a negarse a declarar, señaló que “conoce a alguno de los detenidos, porque Zárate es chico. Los chicos practican rugby, pero mi hijo es remero del Club Náutico Zárate y se conocen, pero jamás jugó al rugby, practicó remo toda la vida”, tras lo cual explicó que “hay trascendidos de que Pablo había tenido problemas con alguno de ellos hace un tiempo y que por eso lo mencionaron”.

    Por su parte, el abogado Jorge Santoro, quien será su defensor en la causa, aseguró que el joven “no estuvo ni antes, ni durante (el crimen de Sosa), ni después”.
    Además expresó su solidaridad “con la familia de la víctima” y su repudio al crimen. “Entendemos que acá se ha ido la vida de un joven en una forma horrible, pero tampoco es cuestión de acusar inocentes”, explicó el abogado, quien adelantó que presentará un pedido de eximición de prisión ante la Justicia para lograr la excarcelación de Ventura. “No lo pudimos ver, pero sabemos que está bien, aunque amargado y angustiado por todo lo que está pasando”, aclaró el letrado, quien también negó que Pablo haya querido fugarse a Uruguay, como trascendió en algunos medios.

    Los otros diez detenidos se negaron a declarar

    Diez de los once jóvenes acusados del asesinato de Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche en Villa Gesell se negaron a declarar ante la fiscal Verónica Zamboni, de la UFID N°6 de Villa Gesell.
    Los rugbiers habían sido trasladados desde Madariaga hacia la fiscalía de Villa Gesell. Por su parte, Ventura declaró ayer (a las 9 de la mañana llegó a la fiscalía) y por el momento continúa incomunicado. El joven de 21 años fue señalado por el resto de los acusados como partícipe del hecho, sin embargo, su familia asegura que al momento del crimen se encontraba en Zárate.
    Tras negarse a declarar, cinco de los jóvenes fueron trasladados a Pinamar mientras que el resto se quedaron en Gesell.
    Matías Benicelli, Ayrton Violaz, Macimo Thomsem, Luciano Pertossi, Lucas Pertossi, Alejo Milanessi, Enzo Cornelli, Juan Guarino, Ciro Pertossi y Blas Cinalli fueron detenidos como los presuntos autores del crimen y detenidos en un chalet de dos plantas ubicado sobre la calle 202, donde se hospedaban.