• Hoy 28 - Zárate - 9.9° / 11.9°
    • Despejado
    • Presión 1009 hpa
    • Humedad 76%
  • Un “error de comunicación” causó la peor tragedia ferroviaria

    1/2/2020

    Un día como hoy en 1970, un tren que venía de Tucumán chocó a toda velocidad contra otro que estaba detenido en Tigre. Hubo 236 muertos y más de 500 heridos, entre ellos varios zarateños.
    A las 18.48 del 1° de febrero de 1970 partió “El Zarateño” con destino a Retiro. Viajaban 1090 personas. A esa hora también afilaba las vías hacia el mismo destino el tren Nº 1016, “Estrella del Norte”, que había salido el día anterior desde la capital de Tucumán y llevaba 260 pasajeros. A las 20.02 el de Zárate se detuvo, pasando Benavídez, por desperfectos técnicos. El de Tucumán avanzaba a toda velocidad y en el kilómetro 36 pasó lo que inevitable. El motorman dejó su vida intentando frenar.
    “TRAGEDIA FERROVIARIA: SON 200 LOS MUERTOS”, titulaba diario local El Pueblo en su edición del 2 de febrero. Las dos locomotoras del “Estrella del Norte” se incrustaron en los últimos vagones de la formación que estaba parada. “El Zarateño” recién se detuvo a 80 metros del impacto. Era una zona despoblada y con muy poca iluminación. Todo era más difícil para los bomberos y los pasajeros que, golpeados, igual intentaban ayudar.
    Según el relato de los sobrevivientes, la mayoría de los pasajeros del tren de larga distancia estaban durmiendo antes de que se escuchara el hierro crujir. En el tren estacionado, los únicos que se percataron de lo que venía fueron unos de jóvenes que miraban por la ventana y comenzaron a alertar a los demás. Muchos alcanzaron a tirarse por las ventanas. En el convoy detenido viajaban varios zarateños, algunos de ellos estudiantes que perdieron la vida. Ese trágico domingo de febrero de hace 50 años, fue también un día de gran conmoción en nuestra ciudad, de incertidumbre de familiares y amigos que sabían que sus seres queridos viajan en aquel tren que fue arrollado violentamente por el Estrella del Norte. La congoja tiñó la vida de los zarateños en la calurosa noche de verano y comenzó la búsqueda de esos pasajeros de la tragedia en medio de un paisaje desolador de hierros retorcidos, sirenas de ambulancias, llantos y desesperación.
    El primer recuento oficial dio 142 muertos pero la cifra alcanzaría los 236 por los heridos graves que no sobrevivieron. Por la cantidad de víctimas fatales, y los más de 500 heridos, este accidente sigue siendo la mayor tragedia ferroviaria de Argentina y todo se atribuyó a una falla en la comunicación entre operarios. Cuando la formación proveniente del norte pasara por la estación Pacheco, el personal debía avisar a los primeros para que den vía libre a los próximos trenes. Pero ese comunicado nunca existió. Los dos empleados de la estación Benavídez fueron detenidos por negligencia.

    Fueron 236 muertos y 500 heridos, una tragedia que enlutó a familias zarateñas.