• Hoy 28 - Zárate - 18.8° / 20.3°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 45%
  • Peligran 500 puestos laborales del sector nuclear

    6/3/2020

    Cerca de cien trabajadores del Complejo Nuclear Atucha fueron cesanteados hace una semana por un conflicto contractual entre la empresa estatal Nucleoeléctrica Argentina S. A y la contratista Caputo-TGLT.
    La Unión Obrera de la Construcción local confirmó que peligran allí unos cien puestos de trabajo en una obra que se está desarrollando dentro de la central nuclear Atucha I, y que tiene que ver con la construcción del edificio ASECQ (Almacenamiento en Seco de Elementos Combustibles Gastados).
    Esta es una obra fundamental para la extensión de vida de esta planta que data del año 1974. Los trabajadores abocados a estas tareas fueron cesanteados al rescindirse el contrato con la empresa Caputo–TGLT, y esta, a su vez, había finalizado su vinculo con las contratistas Combustibles Nucleares Argentinos S.A (CONUAR), Consulper S.A y Rafa S.A.
    Inmediatamente la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) Seccional Zárate pidió la intervención del Ministerio de Trabajo de la Nación, reclamando que se dicte la conciliación obligatoria y se convoque a una audiencia que contemple la participación de los gremios afectados, de NASA, de la empresa Caputo-TGLT y las contratistas.
    Lo concreto es que el conflicto, en la actualidad, sigue teniendo un presente y un futuro incierto para los trabajadores; dado que se llevó a cabo el pasado miércoles una audiencia en Capital a la cual caratularon de “estéril” desde la Uocra porque Nucleoeléctrica no se presentó.
    “Lo que nosotros pedimos es que se tenga en cuenta y se resuelva la situación contractual de los trabajadores. No nos metemos en el conflicto de fondo sino que cumplimos con la tarea para la cual fuimos electos por nuestros compañeros, defender los derechos del trabajador. Se trata de una obra que se tiene que terminar sí o sí, por lo tanto trabajo hay, y los trabajadores quieren trabajar. Por eso queremos que Nucleoeléctrica esté presente en las audiencias dado que es el organismo que debe garantizar la continuidad laboral de los trabajadores y el pago correspondiente de los salarios en los días caídos que no trabajaron por un conflicto externo a sus tareas”, explicó González. El próximo miércoles tendrán una nueva asamblea en la cual exigirán la presencia de Nucleoeléctrica.
    Peligra la continuidad del CAREM
    Ayer por la mañana el secretario general de la Uocra local, Julio González, salió a la vereda de la sede local para informarle a los trabajadores sobre el conflicto detallado en Atucha 1 y también el otro frente en la obra del Carem, ubicado al lado del predio de Atucha 1. Hoy vence el plazo de conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación a raíz del conflicto en la obra del Carem 25, donde peligran otros 400 puestos de trabajo.
    Todo se inició a raíz de que la empresa multinacional Techint decidiera el despido de 350 trabajadores nucleados en la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina, cuyo número es engrosado por la desvinculación de personal fuera de convenio, seguridad, maestranza, transporte, entre otros.
    Pocos resultados concretos se pudieron obtener luego de dos semanas de audiencias y negociaciones pese a que la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) dejó en claro su voluntad de continuar con la obra. Aún así, las partes todavía no arribaron a una solución definitiva, por lo que, durante los días que quedan hasta que venza la conciliación en el día de hoy; CNEA y Techint continuarán las negociaciones a fin de destrabar la situación. De hecho hoy tendrán una nueva y última audiencia según este primer plazo dictado.
    A pesar de que los trabajadores continúan en sus puestos de trabajo debido a la resolución ministerial, el clima aún es de incertidumbre ya que no se vislumbra con claridad lo que pasará con sus fuentes laborales ya que Techint mantiene su postura de rescindir el contrato de obra por una falta de cumplimiento de los compromisos de pagos asumidos y una falta de previsibilidad en los fondos disponibles que vienen afectando el avance de la obra; por esta razón, y tal como lo remarcaron representantes de Techint durante la primer audiencia, la postura de la empresa es la de no continuar con el proyecto en estas condiciones.
    “Les informamos a los trabajadores sobre el presente de la obra de Techint. Hay reuniones y voluntades para que no se rescinda el contrato pero todavía no hay nada definido. Creemos que ante la falta de novedades, el ministerio extenderá la conciliación por otros cinco días”, concluyó el titular de la Uocra local, Julio González.

    El secretario gral. de UOCRA Julio González informó a los trabajadores.