• Hoy 28 - Zárate - 23° / 23.7°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 54%
  • Los cajeros de supermercados, muy expuestos al contagio

    4/4/2020

    Los clientes empujan sus carritos, tocan los alimentos e incluso se humedecen los dedos para contar los billetes, cualquiera de ellos puede ser portador y transmisor del nuevo coronavirus y eso angustia a los empleados de los supermercados.
    Los empleados de comercios y supermercados viven con el temor del contagio y además se sienten exhaustos, mal protegidos y sobreexpuestos al virus. “Tenemos miedo de llevar algo a casa”, dijo bajo condición de anonimato, una cajera a tiempo parcial de 31 años.
    Inmovilizados detrás de sus cajas durante horas o reabasteciendo las góndolas en medio de los clientes, los empleados están en primera línea, muy expuestos al riesgo de contagio aunque tienen gel desinfectante, guantes y una máscara, que debe lavar y reutilizar. El personal a menudo se queja de que los clientes siguen comprando todos los días, lo que aumenta el riesgo de propagación del virus.
    “Compran cosas que yo no compraría en una situación de crisis”, se sorprende la cajera. Lo que más sorprende es el comportamiento irresponsable de algunas personas frente a un virus , algunos vienen con la familia, otros se acercan demasiado a los empleados, sin mencionar a aquellos que se mojan los dedos para contar el dinero.
    “No podemos comparar a los cajeros y los trabajadores de la salud, pero digamos que la conciencia real de que tenemos que protegernos mutuamente, no la tenemos completamente. Hay clientes que todavía vienen de excursión al supermercado todos los días”, apunta.
    Al igual que muchos, se vive con la ansiedad de tocar algo o a alguien contaminado, se necesita coraje para ir a trabajar todos los días. “Algunas personas dicen que somos héroes. No lo creo, simplemente hacemos nuestro trabajo. No quiero ser una heroína, sino ser respetada”, resumió la joven.