• Hoy 4 - Zárate - 21° / 22.1°
    • Nublado
    • Presión 1009 hpa
    • Humedad 38%
  • El Consejo Escolar entrega los bolsones de alimentos

    11/4/2020

    La presidenta del Consejo Escolar de Zárate, Mariana Vargas, se refirió sobre la asistencia con bolsones de alimentos hacia los establecimientos escolares del distrito. Por el coronavirus hubo que adaptar la manera de suministrar de comida a los alumnos, que en lugar de concurrir a los centros educativos, reciben los productos en sus hogares.
    “Mantenemos la provisión de bolsas en Lima, en donde llevamos las mercaderías, a través del Servicio Alimentario Escolar (SAE). Hoy recorrimos los jardines 901, 913, 918, de esta localidad, acompañando la gran tarea que realizan los docentes, y en esta segunda etapa de la cuarentena, la particularidad, es que desde el gobierno de la provincia de Buenos Aires, además de las escuelas primarias y secundarias (que tienen comedor), se agregó la provisión de bolsas para los más pequeños, que concurren a los establecimientos en los cuáles, sólo, le servían la merienda”, comenzó diciendo.
    “Es todo un esfuerzo, y también en Zárate se siguen entregando las bolsas y los cuadernillos. Aunque sea feriado, se llegó a todos los establecimientos y también se les distribuyó barbijos. Quiero aclarar que en Lima, noté una actitud bien responsable de la gente, y todos en la vía pública utilizan las mascarillas, y entendieron que es una gran forma para protegernos entre todos”, agregó.
    Mientras se aguarda la reanudación de las clases de manera presencial, Vargas indicó: “la verdad que los docentes siguen trabajando con un compromiso único, y sólo los exceptuados por la prevención de un posible contagio porque tienen otras patologías, todos interactúan a través de las redes tecnológicas o en la entrega de los cuadernillos. Si bien no se hace la tarea en el aula, los trabajadores de la educación siguen muy activos y coordinadamente con los inspectores”.
    “Para evitar que no haya tanta circulación de gente, procuramos que a la vez que se entregan las bolsas, los adultos que las reciban por sus chicos, también obtengan los cuadernillos para que sigan adelante con sus obligaciones escolares en sus casas. Es una tarea muy noble, que realizan los docentes, y las entregas son cada 15 días. Hay que tener presente, que entre el viernes pasado y hoy se proporcionaron 6500 bolsas, que seguramente a fin de mes, y por la extensión de la cuarentena, ese número se va a incrementar, por lo tanto, es todo un desafío que nos obliga para estar atentos al control y la logística para la distribución”, amplió la presidenta del Consejo Escolar.
    También Mariana Vargas reveló que existen algunos problemas con el stock de los productos, “pero tratamos de reemplazarlos por otros de similar volumen nutricional, por ahí nos costó conseguir lentejas, entonces agregamos polenta o si faltó alguna conserva, agregamos atún, todo para que los chicos reciban bolsas provistas de productos bien sustanciosos”.
    “Hay que entender que desde el Municipio se está dando respuesta, en esta batalla frente a la pandemia, y a su vez, trabajamos de forma mancomunada con otras áreas como Desarrollo Humano, que nos dio una gran ayuda en el armado de las bolsas alimentarias”, concluyó.
    LA VUELTA A CLASES
    Diego Golombek, biólogo, investigador del Conicet y director del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), recomendó modificar el horario del dictado de clases una vez terminada la cuarentena. “Es algo que venimos hablando con el ministro (Nicolás) Trotta hace rato, el reloj biológico de los adolescentes apunta hacia más tarde, por lo tanto los chicos hacen todo más tarde o por la noche, chatean, ven tele, juegan en la compu o el celular, pero al día siguiente el secundario empieza excesivamente temprano, alrededor de las 7,30 y los chicos están dormidos”, explicó.