• Hoy 29 - Zárate - 18.9° / 20.9°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 49%
  • El consumo eléctrico en Zárate cayó un 35%

    11/4/2020

    El consumo eléctrico en la industria es un indicador económico directo del sector; cuando baja el consumo eléctrico es porque hay menos trabajo, mayor capacidad ociosa de las fábricas y, por ende, índices de que el motor de la economía nacional sigue parado. En cuanto a la producción en sí; registró en febrero una baja del 0,8 por ciento frente al mismo mes del año pasado; según los últimos datos del Indec.
    Estos números son previos al “parate” casi total que el sector manufacturero sufrió en la segunda quincena de marzo a raíz de las restricciones sanitarias dispuestas por el gobierno para frenar la pandemia del coronavirus. De hecho por la cuarentena se espera una muy fuerte caída de la actividad y también un impacto negativo en el empleo industrial aún mayor al actual, que proviene de “arrastre” del anterior gobierno nacional.
    De acuerdo a los números del Indec, la rama metalúrgica tuvo una baja del 13,3 por ciento en febrero, perjudicada por la menor demanda desde las actividades desarrolladas en Vaca Muerta y los menores pedidos de parte de la industria de la construcción de herramientas de mano, artículos de ferretería y otros productos metálicos.
    En el caso del bloque automotor, la baja es del 14 por ciento, empujada por la merma del 26,5 por ciento en autos terminados a raíz de la baja de la demanda fundamentalmente del mercado externo. En cuanto a las autopartes, la caída es del 9,7 por ciento interanual en febrero.
    Baja del 35% a nivel local
    Como anticipo de lo que serán los futuros marcadores oficiales sobre la industria y su estancamiento por la cuarentena obligatoria; la Cooperativa Eléctrica de Zárate (CEZ) confirmó que grandes usuarios han detenido la producción. Y que, sumado a la caída en el consumo industrial acumulada, la energía consumida disminuyó un 35% comparado a febrero y marzo.
    Nuevamente desde laa Cooperativa Eléctrica explicaron que las empresas más afectadas del parque industrial son aquellas que poseen su producción apuntada al mercado interno, y que resultan ser las más impactadas por la suba del dólar, la caída del consumo y la mayoría de las variables de la macroeconomía que provienen “de arrastre”.
    La caída del consumo industrial implica, “puertas adentro” de la Cooperativa, menos recursos y con ello menos fondos para obras y expansión de la red. De hecho el año pasado muchas firmas radicadas en el Parque Industrial comenzaron a retrasar su cadena de pagos y con ello también la CEZ mostró un retraso en su propia cadena de pagos.
    Más allá del “paréntesis” que marcó esta pandemia; lo sanitario vuelve a estar atado indefectiblemente de lo económico y el panorama para el sector comercial, industrial, energético y laboral será delicado.