• Hoy 25 - Zárate - 15.3° / 17.3°
    • Nublado
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 56%
  • “Hay una comunidad que sigue viva, abierta y atenta a las necesidades”

    27/4/2020

    En el mediodía de ayer el cura párroco de la parroquia Nuestra Señora del Carmen, Agustín Villa, celebró la misa por el 140º Aniversario del templo; en una emotiva liturgia vía facebook donde brindó unas reflexiones para todos los fieles en estos tiempos de pandemia, y con las puertas del templo cerradas.
    “Es una ocasión para celebrar 140 años de vida en comunidad, porque el templo no es sólo ladrillos sino que es espacio de celebración, de bautismos, misas, reuniones, personas que han pasado a agradecer y a rezar. Aquí se vive el vínculo con los demás y con Dios. Por eso celebrar estos 140 años es celebrar el vínculo con los demás y es el deseo de estar cerca de quienes más necesitan nuestra ayuda, en estos tiempos dificiles”, expresó Agustin Villa.
    “También se trata de una oportunidad para celebrar la religiosidad de un pueblo y dar gracias al trabajo y al esfuerzo de tantas personas. Es para destacar la generosidad y la caridad de tantas personas a lo largo de los años, ya que el templo fue obra de una donación de la señora Justa Lima de Atucha y de diferentes benefactores que han contribuído para levantar este hermoso espacio, que es la casa de Dios. Es un lugar de encuentro entre Dios y las personas y entre los propios creyentes también. Es un ícono de la ciudad, un patrimonio de los cristianos y de toda la ciudad”, agregó el sacerdote.
    Finalmente comentó que cumplir un nuevo aniversario en época de pandemia significa una ocasión única para que la comunidad siga creciendo y fortaleciéndose; “porque las puertas del templo estarán cerradas pero la Iglesia no. Hay una comunidad viva, abierta, atenta a las necesidades de quienes más lo necesitan y que sigue rezando acompañando a toda la comunidad”.
    Por último, y a lo largo de todo el fin de semana, muchos sacerdotes que pasaron por la iglesia han enviado sus saludos y felicitaciones vía facebook, tanto a la comunidad parroquial como a toda la ciudadanía. Uno de ellos fue el díacono, Sergio Pandiani, también el Padre Edgardo Galuppo, Adrián Lázzaro y Osvaldo Montferrand, quien permanece viviendo en la parroquia céntrica pero sin funciones designadas.

    Padre Agustín Villa.