• Hoy 26 - Zárate - 16.2° / 16.4°
    • Lluvia
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 64%
  • El Tribunal de Cuentas desaconseja la realización de sesiones

    27/4/2020

    En las últimas horas el Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires finalmente se expidió sobre el reclamo de varios Concejos Deliberantes bonaerenses y la necesidad de legislar. Se trata de una circular que trascendió extraoficialmente y que recién hoy llegará a los 135 concejos deliberantes de la provincia.
    En líneas generales prorroga el tratamiento de expedientes relacionados a las cuentas municipales, como por ejemplo la rendición de cuentas municipal que ya fue elevada al HCD pero que no fue tratada ni ingresada para ser analizada en las comisiones. Al mismo tiempo “desaconsejan” la realización de sesiones ya que consideran que se necesita una ley provincial y no se piensan expedir.
    Prorrogan la presentación de la Rendición de Cuentas
    La Resolución del organismo dispone que no formulará observaciones por las remisiones de rendición de cuentas municipales posteriores al 31 de marzo; siempre que las causas fueran producto de la emergencia sanitaria y en el plazo que fijó el organismo.
    Cabe señalar que los Departamentos Ejecutivos tienen tiempo de elevar a los Concejos Delibarantes la Rendición de Cuentas hasta el 31 de marzo de cada año. Y a partir de ahí, el Concejo Deliberante tiene 60 días para tratarlo, y después 10 días más para presentar la resolución a la Delegación del Tribunal. Es decir a plazos normales (año normal). El intendente presenta el 31/3 y el concejo deliberante tiene hasta el 10 de junio para expedirse.
    “Es decir que no hay ninguna urgencia para que sesionen los Concejos Deliberantes por este tema ya que no hay incumplimiento en la medida que se extienda la cuarentena”, aclara el documento.
    De esta forma, los plazos procedimentales de los municipios quedaron prorrogados hasta hoy, y es de suponer que se vuelvan a prorrogar. Si no hubiese nueva prórroga, se activarán nuevamente los plazos a partir del lunes 27, es decir los intendentes tendrán a partir de esa fecha los 12 días que no tuvieron en marzo, para cumplir y enviar la rendición de cuenta al Concejo Deliberante, es decir hasta el 6 de mayo, y a partir de esa fecha corren los 60 días para que el Concejo Deliberante estudie la rendición y pueda expedirse). De este análisis se desprende que no hay ninguna urgencia como para correr riesgos sanitarios innecesarios para tener que reunir al Concejo Deliberante a tratar este tema.
    El Tribunal no quiso opinar
    De forma polémica, el Tribunal de Cuentas planteó la necesidad de esperar y no sesionar en estas semanas. Además se desentendió de la decisión de decidir si la actividad legislativa retorne a su actividad o no. “Respecto a dictar una norma general de carácter imperativo que abstenga de sesionar durante la pandemia a los 135 Concejos Deliberantes de la provincia; entendemos que debiera ser vía una Ley Provincial, la Constitución de la Provincia faculta perfectamente al cuerpo para hacerlo, y en el marco de la Ley provincial de Emergencia Sanitaria y de los Decretos Nacionales de aislamiento social obligatorio se podría justificar dicha medida. Pero no sería recomendable sacar una norma provincial, es muy probable que esa medida sea objetada, y que termine resolviendo la Suprema Corte de Justicia. El esquema de prohibiciones a los organismos democráticos es políticamente criticable y siempre judicializado. Si la presión política y la urgencia de reunir al Concejo es debido a la rendición de cuenta, como describimos anteriormente, con los plazos prorrogados no hay necesidad sesionar por este tema.
    En tal caso, se podría cursar una comunicación a los 135 intendentes y 135 Presidentes de Concejos Deliberantes recomendando no sesionar para evitar riesgo sanitario e informando que los plazos de la rendición de cuentas fueron prorrogados según las resoluciones de Tribunal de Cuentas bonaerense”.
    Por último, y retomando el caso de Zárate, la oposición quiere legislar tomando todos los cuidados necesarios y el oficialismo también. Pero el Tribunal de Cuentas decidió no expedirse.
    Está la posibilidad de hacer sesiones virtuales, las cuales no tendrían la validez de una sesión ordinaria porque no hay marco jurídico y administrativo a nivel provincial que contemple tal situación; por lo tanto será tiempo perdido. Finalmente pareciera que la vida parlamentaria municipal tardará, por lo menos, quince días más en regresar.