• Hoy 27 - Zárate - 13.7° / 14.9°
    • Nublado
    • Presión 1004 hpa
    • Humedad 97%
  • La cuarentena afecta a los espacios culturales

    8/5/2020

    La llegada de la pandemia de coronavirus al país y la posterior medida de aislamiento social preventivo obligatorio, sin dudas alteró el funcionamiento de distintos espacios culturales que, al ver afectadas susactividades, sufren el impacto con mayor intensidad.
    En este marco, la Comisión Directiva de la Biblioteca Popular José Ingenieros lanzó días atrás una interesante propuesta en aras de sostener la institución con el aporte de los socios y el apoyo de la comunidad.
    “A partir del mes de mayo, desde la biblioteca establecimos el servicio de pago electrónico para socios y socias y así hacer frente a esta situación extraordinaria. Somos una biblioteca popular que se sostiene por sus socios y socias, ya que no percibimos ayuda de laComisión Nacional de Bibliotecas Populares, ni del Gobierno Nacional o Provincial”, señaló a LA VOZ el presidente de la comisión directiva, Claudio Peraita.
    En la misma sintonía, agregó que ante este escenario “les acercamos la posibilidad de abonar su cuota electrónicamente, a la vez que abrimos la búsqueda de nuevos socios. Por esta razón, presentamos una cuota social extraordinaria. Decimos que es extraordinaria porque dispusimos su pago electrónico a través de la plataforma Mercadopago, porque tiene un valor de $200 -dado los costos de servicios- y no de $150 como es habitualmente, y porque además queremos invitar a toda los vecinos que no son socios a que pueda serlo sólo abonando esta cuota, sin gastos de inscripción”. Quienes se encuentren interesados en asociarse o abonar la cuota, pueden comunicarse con la biblioteca a través de sus redes sociales.
    En este sentido, Peraita remarcó que complejidad del actual escenario de pandemia, dado que el espacio cerró sus puertas de manera preventiva a comienzos de marzo. “Cuando aún no había recomendaciones y el Ejecutivo Nacional no se había pronunciado sobre las normas de distanciamiento social y cuarentena,desde la Comisión Directiva nos pareció que era lo más conveniente poner a resguardo a los socios y socias que visitan la biblioteca, y también a la ciudadanía que hace uso de las instalaciones y de nuestros libros”.
    Entre las proyecciones para este año, se destacaba una fuerte apuesta para llevar a cabo refacciones de infraestructura edilicia, pero los planes también se vieron afectados por la pandemia. “Hicimos intensos esfuerzos por dilatar esta situación el mayor tiempo posible, pero ante las actuales circunstancias necesitamos el acompañamiento y que se sumen al servicio de biblioteca que venimos dando desde hace 86 años”, cerró el presidente.

    La Biblioteca Popular “José Ingenieros” en Independencia 669.