• Hoy 2 - Zárate - 5.8° / 5.9°
    • Despejado
    • Presión 1023 hpa
    • Humedad 86%
  • Robos, destrozos e incendio en CADU: “estamos todos juntos para levantarnos y salir adelante”, dijo su presidente

    21/5/2020

    Muchos clubes de la ciudad sufrieron robos en los últimos años; aún cuando muchos de ellos colocaron cámaras y serenos. Esta vez le tocó al Club Atlético Defensores Unidos (CADU), y como ocurrió en otras oportunidades con Ferroviarios y con Maipú no solamente robaron sino que los delincuentes actúan con saña, destrozando y rompiendo aberturas y otros elementos. En este caso llegaron a incendiar dependencias; una verdadera locura.
    Se estima que fue un grupo de delincuentes los que ingresaron el miércoles por la noche a las instalaciones de CADU en el barrio Villa Fox. Y verdaderamente se llevaron lo que encontraron a su paso.
    Los dirigentes de CADU se acercaron alrededor de las 00:40 horas del jueves al club porque los vecinos llamaron a los Bomberos a raíz de un incendio que veían dentro del predio. Sin embargo cuando arribaron comenzaron a notar que se trataba de un robo.
    Una vez dentro, empiezan a darse cuenta de tal situación, recorriendo los vestuarios totalmente desvalijados, la pesada reja del buffet levantada y notaron que el incendio de un cuarto y de la pared de la secretaría había sido intencional, dado que en ambos lugares fue violentada la cerradura. De hecho mientras recorrían los vestuarios de fútbol y recogían los botines tirados sobre el polvo de ladrillo de la cancha de tenis, escucharon ruidos en los quinchos. Lo que hizo suponer que los delincuentes aún seguían dentro de las instalaciones. Y finalmente así fue, estuvieron dentro del club, llevándose cosas por el tapial de Bernardo de Irigoyen mientras actuaban los bomberos y la policía recorría con los dirigentes los vestuarios. Y si bien la Policía no logró capturar a nadie, por lo menos impidió que se llevaran la mitad de los elementos que dejaron preparados los delincuentes en los quinchos y en una zona cercana al paredón perimetral sobre calle Bernardo de Irigoyen, por donde se habrían fugado un grupo no menor a cinco o seis personas hacia El Bajo. Esto se pudo determinar porque en su huída fueron abandonando elementos sustraídos.
    De esta manera pudieron recuperar parte de indumentaria deportiva, abandonaron una hormigonera, herramientas, un carro y otros elementos que no pudieron llevarse.
    Según se determinó posteriormente, los delincuentes saltaron el tapial de calle Bernardo de Irigoyen y huyeron por la escalera que baja hacia Villa Florida. Estos objetos fueron quedando en el camino, sobre la calle, y en toda la zona del paredón que da hacia Bernardo de Irigoyen.
    En cuanto a las instalaciones, violentaron aberturas, rejas y cerraduras e ingresaron al buffet, a un galpón donde se guardan elementos de la pileta, a la secretaría y a la portería.
    A su paso, sembraron la violencia en cuanto objeto se les cruzaba, llegando a incendiar un cuarto lindero a la secretaría y que también da hacia el paredón perimetral.
    “Entre otras cosas, se llevaron materiales deportivos de la escuelita de fútbol, violentaron la secretaría donde teníamos alimentos y útiles escolares para donar, se robaron indumentaria del club que teníamos para la venta, rompieron la puerta del vestuario de referí, se llevaron botines y aún hoy estamos haciendo un inventario con las cosas que faltan”, explicó a LA VOZ Alberto Ojeda, presidente del Club Atlético Defensores Unidos.
    “Estuvimos todo el jueves reparando lo más que se pudimos de acuerdo a los costos que podemos solventar”, agregó el dirigente de CADU.
    En cuanto al fuego, lo que quemaron fueron cerca de ochenta sillas y veinte mesas que, al estar cerca del depósito y lindero a la secretaría, tomó también estas dos dependencias.
    Finalmente desde el club lamentaron lo sucedido y emitieron un comunicado público hoy; “anoche hemos sufrido robos y daños gravísimos en nuestra institución. Un golpe durísimo que se suma al difícil momento que estamos atravesando por la pandemia. Los destrozos materiales duelen y cuestan, pero lo más doloroso es que robaron artículos, insumos e indumentaria del club y donaciones de útiles, comida y ropa que era para ayudar a familias que la están pasando muy mal.Es un día difícil pero sabemos que estamos todos juntos para levantarnos y salir adelante”.
    En el día de ayer, más allá del dolor, muchos socios y amigos de la entidad, se acercaron para colaborar desinteresadamente y trabajar para que uno de los clubes históricos de Zárate se recupere de este duro golpe que no hace más que confirmar la preocupante inseguridad que se vive.

    Con la colaboración de hinchas y socios, durante la jornada de hoy estuvieron reparando los daños producidos por los delincuentes en el club.