• Hoy 24 - Zárate - 19.6° / 21.2°
    • Nublado
    • Presión 1014 hpa
    • Humedad 75%
  • Aseguran que la práctica de la natación no es peligrosa

    15/7/2020

    En algunas provincias, desde ésta semana, comenzaron a trabajar nuevamente los natatorios en el marco de autorizaciones paulatinas del gobierno provincial para que se reanuden las actividades deportivas.
    Esto exige la adaptación de estos espacios a las medidas preventivas para atenuar la transmisión del Covid-19, por ello, irán abriendo en la medida que lo logren.
    El asunto es qué se sabe sobre la transmisión del coronavirus en estos entornos. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España ha emitido un informe al respecto y fue difundido por el sitio BBC Mundo.
    Allí destaca fundamentalmente que el cloro que se usa como desinfectante en las piscinas facilita la muerte del coronavirus.
    Su uso es obligatorio en las proporciones que se consideran adecuadas para no afectar la salud y se destaca que lo fundamental es verificar constantemente que esta concentración sea la requerida.
    De todas formas, Joan Grimalt, investigador del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua de España dijo que hay mucha incertidumbre sobre el tema. Es así en casi todo lo asociado al virus dado que es muy nuevo y está en estudio.
    “Una contaminación dentro del agua es improbable, pero es mucho más improbable en agua salada o en agua de piscina”, subrayó.
    También refiere que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) coinciden en que “el funcionamiento y mantenimiento adecuados (incluida la desinfección con cloro o bromo) de piscinas, jacuzzis, spas o áreas de juego con agua deberían inactivar el virus”.
    Como medida para atenuar la circulación el CSIC recomienda el lavado manos y cara antes de ingresar y mantener la distancia de al menos un metro y medio. En algunas provincias de Argentina se autoriza la asistencia según el número de DNI que corresponde para las salidas, donde es necesario pedir turnos para controlar la asistencia y no podrán usarse los vestuarios y duchas.