• Hoy 13 - Zárate - 4.8° / 5°
    • Despejado
    • Presión 1014 hpa
    • Humedad 51%
  • Diagnóstico y tratamiento del dolor

    22/7/2020

    Si pensamos en es qué es el dolor, este se define como “Una experiencia sensorial o emocional desagradable asociada a un daño real o potencial en un tejido, o descrito en términos de dicho daño” (IASP). Esta definición es tan amplia que nos obliga a quienes nos dedicamos a esta rama de la medicina a entender la importancia de la representación de este “síntoma” como un complejo resultado de la integración de señales biofísicas, psíquicas, emocionales, sociales, culturales e incluso espirituales de quien lo padece. Vivir con dolor puede afectar la condición social, el vínculo entre las personas y su calidad de vida.
    De una correcta interpretación, evaluación, examinación e integración de todo lo anterior podremos obtener un tratamiento satisfactorio, adecuado, y personalizado para cada persona.
    Dentro de las opciones terapéuticas contamos con medidas tanto farmacológicas (analgésicos, antiinflamatorios, antidepresivos, etc.) asícomono farmacologías, las cuales, integradas resultan muy útiles no solo una vez que el síntoma ya se ha instaurado sino que además, pueden ayudar a prevenir la aparición del mismo, por ejemplo en el caso de las cirugías programadas, donde se pueden planificar diversas medidas para no solo aliviar el dolor en la instancia intra y post operatoria, sino además ayudar a prevenir las complicaciones y la estadía hospitalaria asociadas a este síntoma.
    Existen diferentes opciones dentro de la Medicina orientada al diagnóstico y tratamiento del dolor, fundamentalmente en los dolores osteomioarticulares (huesos-músculos-articulaciones), que actúan estimulando la reparación de los tejidos de las zonas afectadas, evitando incluso en muchos casos las cirugías. Estos tratamientos se engloban dentro de la Medicina Regenerativa. Dentro de esta contamos con la Proloterapia(terapia de proliferación) que consiste en la inyección intraarticular, ligamentaria y/o de tendones empleando una solución “proliferante” (habitualmente dextrosa en diferentes concentraciones) que estimula directamente el crecimiento del tejido conectivo de los tejidos donde es colocada. Otras de las opciones son las inyecciones de ácido hialurónico, de plasma rico en plaquetas (PRP) y de concentrados de grasa y/o médula ósea (BMAC). En estos últimos dos casos se utilizan células con sus factores de crecimiento extraídos del propio paciente (material autólogo). El material es procesado bajo estrictas normas de esterilidad y re-inyectado en el área de lesión. En todos los casos el empleo de guía ecográfica permite mejorar la precisión.
    Dentro de las Técnicas para alivio del dolorhay diversas opciones complementarias a lo mencionado, dentro de lo cual podemos mencionar: Neuroestimulación: induce analgesia por vía transcutánea o percutánea estimulando las vías propias del organismo generadoras de sustancias analgésicas; Terapia de inyecciones perineurales subcutáneas o neuroproloterapia: consiste en inyectar con una aguja muy fina dextrosa al 5% en zonas específicas sobre el recorrido de los nervios periféricos;Hidrodisección de nervios: bajo guía ecografía se inyecta una solución para “despegar” los nervios, por ejemplo en elSíndromedel túnel carpiano; Terapia neural: con agujas muy finas se inyecta dextrosa 5% o solución salina con procaína (anestésico) a una determinada concentración en distribuciones segmento-metamericas de la zona de dolor.
    El número de aplicaciones requeridas así como el tiempo de reparación dependen del tipo y grado de lesión, de la sustancia colocada y de las comorbilidades del paciente, entre otras. Por este motivo es fundamental recalcar que el enfoque diagnóstico y terapéutico debe hacerse con una mirada global del paciente, donde no solo debemos abocarnos al dolor per se, sino además, a reconocer los factores predisponentes, perpetuantes y agravantes del mismo.
    En todos los casos, la participación activa del paciente, junto a un indispensable programa de rehabilitación y alimentación permitirán la obtención de mejores resultados. Es por esto que el tratamiento multidisciplinario por parte del personal de salud mejorara no solo la adhesión a los tratamientos sino también sus resultados.

    Dra. Noelia Grana.

    Médica especialista en Clínica Médica. Posgrado en Evaluación y tratamiento del dolor (Hospital Italiano, Bs. As.) 2018. Curso Dolor Osteomioarticular (DOMA) FGADA 2018, 2019 y 2020. Workshop en Medicina Regenerativa Musculoesquelética 2019 (AAOM). Miembro adherente de la Fundación Grupo de Alivio al Dolor de Argentina (FGADA). Docente en el Curso maniobras invasivas para alivio del dolor FGADA 2020. Cursando Posgrado en Diagnóstico y tratamiento del dolor Instituto Alexander Fleming 2020.
    Lugares de Atención: Centro Médico Rawson Campana (03489-555606), Cardiomed Campana(03489-426123), Ameghino 1121 Zárate (0341-155842075). Lecturas asociadas recomendadas en https://www.ideasmedicas.com/blog