• Hoy 28 - Zárate - 12.3° / 13°
    • Nublado
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 81%
  • “Apelamos a la responsabilidad vecinal y que se respeten las salidas recreativas”

    31/7/2020

    Las nuevas habilitaciones para actividades comerciales y circulación de personas con restricciones que impone la fase 4 del aislamiento social, entró en vigencia el 20 de julio en el Partido de Zárate.
    A partir de entonces, el Municipio adhiriendo a los protocolos dictados por el gobierno bonaerense, decretó las modalidades que esa apertura de actividades se aplicarían en el distrito. Por ejemplo, los horarios de apertura de comercios en general con presencia de público en los locales, de los bares, cervecerías y restaurantes, y también para las salidas de esparcimiento de los vecinos que se limitan a una hora diaria en el radio de 500 metros de su vivienda.
    Las nuevas medidas comenzaron a ponerse en práctica pero no sin protestas y reclamos y con un cumplimiento a medias. Los comerciantes piden un horario más amplio para la atención de los negocios luego de 4 meses de no levantar las persianas y los bares y restaurantes se quejan de lo restringido del permiso para atender a los clientes -que se extiende de 18 hasta las 22 -, y que implica además por protocolo, tener solo un 50 % de las mesas habilitadas.
    Por otro lado, muchos vecinos rompieron las normas impuestas de los 500 metros, los horarios de las caminatas y las restricciones en el uso de parques y plazas. Esto se pudo comprobar en estos días, como registró ayer LA VOZ: el Parque Urbano se llenó de gente de todas las edades circulando por su perímetro como también a los niños haciendo uso de los juegos infantiles.
    LA GENTE NO CUMPLE CON ALGUNAS RESTRICCIONES
    El secretario de Gobierno municipal, Juan Manuel Arroquigaray en diálogo ayer con este medio, reconoció que la gente no cumple con algunas de las restricciones impuestas por protocolo para las salidas. “Entendemos que son muchos meses de encierro y que se quiera salir a la calle, pero nos preocupa que no se comprenda el mensaje que debemos cuidarnos, que estamos en un momento delicado donde se requiere mayor responsabilidad. Nosotros hacemos todo lo posible para crear esa conciencia responsable, hasta el fin de semana salimos con parlantes por las calles advirtiendo el peligro de los contagios y que debemos cuidarnos entre todos”. Arroquigaray señaló que hay gran parte de la población que tiene conductas responsables pero otra gran parte no , especialmente los jóvenes que se extralimitan. “Podemos controlar el transporte público o los horarios comerciales pero en cuanto a la circulación de personas es imposible, porque por ejemplo, el Parque Urbano no se puede cerrar, es allí donde tratamos de persuadir a la gente con nuestro personal para que no circule por ahí”, dijo el funcionario.
    Finalmente Arroquigaray señaló que esta etapa finaliza el 3 de agosto que luego se evaluarán los resultados y se tendrá en cuenta los reclamos, “todo dependerá de cómo evolucionen los casos de coronavirus para tomar nuevas decisiones respecto a las normativas del aislamiento vigentes”.